6 EFECTOS DEL CIGARRILLO

implantes dentales

El tabaco está formado por una serie de componentes químicos perjudiciales para el cuerpo, aunque se deje de fumar se siguen teniendo riesgos tanto en la salud general como en la salud dental. En 14-85 Dental Spa te hablaremos sobre los efectos para tu salud dental si eres consumidor de tabaco, ya sea en cigarrillo, masticado o en pipas. Después de leer este artículo quizá te replantees que llegó la hora de dejar de fumar.

El tabaquismo es una causa importante de enfermedades, su principal elemento químico es la nicotina, que es el gran consecuente de la adicción. Cuando se fuma se crea un agrado gratificante inicial que luego se transforma en depresión y fatiga, lo que hace que el fumador se administré más nicotina, tanto para conseguir los efectos esperados, tales como placer o mejora del rendimiento, y, a su vez, para evitar el síndrome de abstinencia que se distingue por ira y ansiedad.

Además de otros problemas de salud, el tabaquismo mancha dientes y encías, produce acumulación de sarro sobre los dientes, no permite una correcta osteointegración de los implantes dentales, entre otros daños en la salud dental. A continuación te presentamos 6 efectos principales de fumar, que siempre debes tener en cuenta:

  1. Manchas en los dientes: apariencia amarillenta de los dientes.
  2. Halitosis: mal aliento.
  3. Cáncer oral: Se estima que el 90% de las personas que padecen esta enfermedad son fumadores.
  4. Enfermedad periodontal.
  5. Caries: El riesgo de padecer caries aumenta notablemente.
  6. Tratamientos dentales: Puede producir el rechazo de muchos tratamientos dentales, por ejemplo, de los implantes dentales.

Además, tenemos una circunstancia añadida, el tabaco causa reducción del calibre de los vasos sanguíneos lo que produce que se enmascare la inflamación, de tal manera los fumadores no tienen la apariencia clínica de tener la encías inflamadas y no obstante el proceso destructivo está sucediendo, es decir, las señales de alarma, como la inflamación y el sangrado que son las que normalmente hacen que nuestros pacientes acudan al odontólogo, no ocurren en los fumadores.

El tabaco reduce la posibilidad de una respuesta inmunológica local de la boca, lo que causa que bajen las defensas. Por eso, un fumador que no deja de fumar, debe tener una higiene dental mucho más rigurosa, lo que quiere decir que debe de visitar al odontólogo más seguido que una persona no fumadora.

tratamientos dentales

Ven a 14-85 Dental Spa, aquí te asesoraremos para que tu tratamiento dental sea de la mejor calidad.