5 beneficios de los implantes dentales

Los implantes dentales son una excelente forma de reemplazar los dientes perdidos, sin que se note la diferencia. Son uno de los mayores avances de la odontología en los últimos años. Si se te cayeron una o más piezas y quieres recuperar tu sonrisa, mira los 5 principales beneficios de ponerte un implante dental.

Principales beneficios de ponerte un implante dental

1. Son estéticos

Una de las principales ventajas de estos implantes es que son muy naturales, ya que se fabrican exactamente a tu medida. De modo que el implante parecerá tu diente natural y se integrará perfectamente en tu encía, por lo que no tendrás problemas al hablar, comer o sonreír. Además, también se hacen igual al color de tus dientes; esto logrará que no se diferencien del resto de piezas de tu boca.

2. Seguridad

Esto no lo encontraras en ningún otro tratamiento al que te sometas. Se trata de una intervención muy rápida, donde se pondrán unos tornillos especiales para reemplazar las raíces perdidas y luego se colocará un diente artificial.

El proceso es de la siguiente manera: tendrás que hacerte una revisión con un médico especialista; luego, te harás exámenes para saber qué técnica utilizar al ponerlo; después pasarás a la cirugía, que es muy rápida y segura; y por último, tendrás que esperar que el implante se adapte a tu boca, lo que tarda de 2 a 3 meses aproximadamente. Pasado ese tiempo, ya tendrás la sonrisa que tanto querías.

Lo bueno es que después de la intervención, podrás seguir con tu vida normalmente. Al día siguiente ya podrás ir a trabajar o estudiar. La intervención es muy segura y no tendrás ningún tipo de problema con ella.

3. Son permanentes

Esta es una de las grandes ventajas que tiene esta práctica. Si te pones implantes y si tienes el cuidado adecuado, te durarán toda la vida, a diferencia de otros tratamientos que tienden a acabarse.

Hay algunos hábitos que debes cambiar. Tienes que dejar de fumar, pues esto debilita las encías y puedes contraer infecciones bacterianas. Tampoco es recomendable que bebas. Trata de evitar la cafeína en exceso, no mastiques cosas duras y haz visitas periódicas al odontólogo para ver la evolución. El cuidado es el mismo que para los dientes naturales. El cepillado es igual, y es muy recomendable usar enjuague y seda bucal. Con esto se mantendrán sanos y te durarán mucho tiempo.

También te va a interesar: ¿Qué cuidados debo tener con mis implantes dentales?

4. No dañan los demás dientes

Al colocar los implantes, el resto de dientes se mantendrán sanos e intactos. Lo único que podría pasar es que se tengan que tallar para reducir su tamaño y así se pueda poner bien el implante.

También impiden que los dientes naturales se muevan de su posición, ya que, al faltar una pieza, estos se juntan para tapar el hueco y eso hace que el hueso pierda grosor. Con los implantes todo esto se acaba; los dientes estarán en su posición normal. Además, evitan que el hueso pierda fuerza por la ausencia de raíz (lo que generaría un deterioro, los labios empezarían a apartarse y tu apariencia se vería más envejecida). Los implantes cumplen la función de reemplazar la raíz para prevenir que esto ocurra.

5. Te sentirás mejor

Con ellos recuperarás tu autoestima, podrás sonreír con total tranquilidad, ya no sentirás dolor al masticar y, además, ya no te preocuparás por que se mueva la dentadura postiza, en caso que la tuvieras. Tus dientes se verán muy bien y totalmente naturales.

Esos son los principales beneficios de ponerte implantes de dientes. Tendrás más seguridad, aumentarás la confianza y la autoestima. Si los cuidas bien te durarán para siempre y se verán muy naturales. Un gran avance tecnológico, definitivamente.