¿Cuál es la edad ideal para que un niño se realice una ortodoncia?

¿Cuál es la edad ideal para que un niño se realice una ortodoncia?

¿Cuál es la edad ideal para que un niño se realice una ortodoncia?

 

Los padres amorosos se preocupan por el desarrollo físico de sus hijos. Por lo mismo, muchos se preguntan «¿cuál es la edad ideal para una ortodoncia de niño?». El solo escuchar de este tratamiento les parece agresivo para un infante. Sin embargo, este proceso dental es muy importante para el desarrollo correcto de la mandíbula y los dientes del niño.

Edad ideal para consultar un odontólogo

La ortodoncia se especializa en acomodar las irregularidades dentarias y de las estructuras dentofaciales. Para muchos, este tipo de tratamientos debe aplicarse solo hasta la adolescencia. La Asociación Americana de Ortodoncia sugiere que un niño debe hacerse un examen dental alrededor de los siete años de edad.

Quizás se alarme cuando vea que a su hijo le han salido chuecos los dientes permanentes, pero no hay razón para asustarse. Por eso es importante el examen ortodóntico, este determinará si es necesario o no, aplicar un tratamiento específico.

Por qué consultar un odontólogo

El objetivo de un odontólogo es hacer una debida prevención, diagnóstico y tratamiento correctivo para cualquier defecto que presenten los dientes y la mandíbula del niño. A continuación enlistamos algunas razones para consultarlo.

  • Identificar problemas serios. Hay varios factores que pueden afectar el desarrollo natural de los dientes y de los huesos maxilares. Un chequeo adecuado, ayuda a determinar si están saliendo algunas piezas dentales fuera de lugar, si sobran o faltan dientes o si hay riesgo de pérdida prematura de los mismos.
  • Desarrollo. Se analizan si los dientes son de tamaño normal o no y cómo corregirlos. Esto es importante porque tener piezas muy grandes pueden causar daños serios si el infante sufre alguna caída.
  • Dientes empalmados. Identifica si la salida de las piezas dentales causarán apiñamiento, saldrán mal colocados o si hay poco espacio para que se acomoden. En ocasiones, los dientes permanentes son tan grandes que dejan poco espacio para los que llegarán en lugar de los dientes de leche.
  • Maloclusión o mordidas defectuosas. Un examen odontológico ayuda a determinar si hay mala alineación de la mandíbula. El especialista puede ver si existen malos hábitos con la boca, que pueden afectar el movimiento natural de la mordida. Por ejemplo, chuparse el dedo,  usar demasiado la chupeta o morderá y apretar constantemente los dientes pueden causar este trastorno. De no corregirse las mandíbulas del pequeño pueden tener un tamaño desproporcionado a la cara.
  • Afectaciones del habla. Aunque no es aplicable en todos los casos, los problemas de esta índole pueden iniciar como consecuencia de alguna afectación dental o maxilar.
  • Estética. Atender a tiempo cualquiera de las dificultades mencionadas antes, puede contribuir en la autoestima de su hijo. El tener y conservar una sonrisa con una dentadura sana y alineada, le brindará más confianza al interactuar con las demás personas y/o compañeros de escuela.

Toma la mejor decisión para los dientes de tu hijo

Los materiales que se usan en la fabricación de estos aparatos usualmente son el acrílico y acero especializado. Hay una gama que se llama ortodoncia invisible: esta usa aparatos “naturalizados”, es decir, que imitan el color de los dientes o encías, resultando ser imperceptibles a simple vista y favoreciendo la estética.

En general, los trabajos de esta rama dental ayudan a resolver los problemas estéticos, funcionales y prevenir problemas serios de traumatismo y enfermedades dentales futuras. Respecto a la duración de los tratamientos, esto depende del nivel de gravedad del problema. Puede llevarse meses o hasta años en corregir alguna irregularidad en la dentadura.

Los dientes son piezas fundamentales para disfrutar de la vida. Comer, comunicarse y sonreír le dan sentido a nuestro vivir diario. Por eso vale la pena el esfuerzo de atender a tiempo cualquier problema dental acudiendo a su odontólogo de confianza.