¿Qué efectos tiene el tabaco sobre los implantes dentales?

Qué efectos tiene el tabaco sobre los implantes dentales

Qué efectos tiene el tabaco sobre los implantes dentales

 

Para nadie es un secreto que el cigarrillo y todas las sustancias que éste carga son infinitamente perjudiciales para nuestra dentadura, pues son una de las principales causas del manchado dental, debilitación del esmalte protector, acumulación de placa bacteriana y deterioro de los tejidos blandos, entre muchos otros. Sin embargo, poco hemos escuchado respecto a los efectos que puede llegar a tener el tabaco sobre los implantes dentales.

 

 

Te puede interesar: Diferencias entre las prótesis y los implantes dentales

 

 

Por tal motivo, a continuación señalaremos las principales contraindicaciones que tiene este hábito sobre las piezas de pacientes con implantaciones dentales, o en aquellos que desean iniciar un tratamiento de implantes.

 

Desmejora la salud de la persona

Empecemos de lo macro a lo micro. Cuando hablamos de las enfermedades relacionadas con el tabaquismo, lo primero que nos viene a la mente es el cáncer de pulmón, las heridas en las vías respiratorias y la pérdida del rendimiento del sistema cardiovascular. Claro, muchos se preguntarán cómo puede afectar esto a los implantes dentales, y la respuesta es bastante sencilla, pues un tratamiento de implantología puede ser llevado a cabo únicamente en pacientes cuya salud se encuentra en un buen estado.

En otras palabras, podemos decir que si el paciente es un fumador activo la calidad de sus tejidos se verá sumamente comprometida, y ello reduce considerablemente las posibilidades de ser un candidato óptimo para recibir una nueva dentadura con implantes.

 

Afecta gravemente la cicatrización

Otro aspecto bastante común relacionado con el hábito del tabaquismo, es el deterioro de los glóbulos y las plaquetas en nuestra sangre, lo cual sugiere que eventualmente se pierda un elevado porcentaje de la capacidad de cicatrización.

Esto es particularmente perjudicial para aquellas personas ad portas de un tratamiento con implantes dentales, pues ello puede retrasar los periodos de recuperación tras cada etapa del proceso. Incluso, en casos particulares de pacientes cuyo hábito se remonta varios años atrás, es prácticamente imposible llevar a cabo dicho tratamiento de restauración dental a causa del riesgo de infecciones o hemorragias.

 

Promueve la aparición de infecciones

Teniendo en cuenta que la recuperación de las heridas e incisiones realizadas por el dentista durante el tratamiento puede verse perjudicada a causa de la pérdida de la capacidad de cicatrización, es muy común que un paciente dure con heridas abiertas durante extensos lapsos de tiempo. Además del dolor y la incomodidad que esto ha de causar, los componentes de un cigarrillo común pueden acumularse en dichas heridas y generar cúmulos de bacterias que, eventualmente, pueden evolucionar en una periimplantitis grave.

 

 

Complica la osteointegración

Además del tejido blando que rodea al implante, el hueso alveolar es el tejido más importante a la hora de llevar un implante dental, ya que es a éste que se fija dicho elemento, y de su calidad depende la duración y resistencia de la solución. Empero, para aquellos pacientes con hábitos perjudiciales, es fundamental tener en cuenta que el tejido óseo de ha debilitado y ello podrá tener complicaciones para el tratamiento de implantología. En este orden de ideas, el dentista debe estudiar el estado del hueso alveolar para determinar si este es apto o no para recibir los implantes dentales.

Cabe recordar que los implantes dentales son elementos artificiales que, por sí mismos, no tienden a deteriorarse del mismo modo que una pieza natural debido a los materiales utilizados para su fabricación. No obstante, el hábito del tabaquismo sí puede llegar a tener grandes repercusiones negativas en el entorno está fijado el implante (o donde se ha de fijar), por lo que los pacientes y candidatos a implantología deben eliminar por completo el cigarrillo de sus vidas.

De igual manera, si estás interesado en recibir más información relevante relacionada con el cuidado bucal, te invitamos a ponerte en contacto con un centro odontológico especializado capaz de estudiar tu caso, diagnosticar e iniciar un tratamiento para prevenir futuras complicaciones en tu sonrisa.