Diferencias entre las prótesis y los implantes dentales

La pérdida de uno o varios dientes puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza – literalmente -, pues está claro que además de causar una notable desmejora en la apariencia del paciente, también dificultará las funciones fonéticas y digestivas. Pero no podemos dejar de lado las afecciones colaterales que la falta de un diente puede llegar a desembocar como la reabsorción ósea, el desplazamiento dental y las infecciones periodontales, entre otras.

 

Te puede interesar: ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un implante dental?

 

Teniendo esto en cuenta, los expertos han trabajado incansablemente para generar diferentes soluciones que se acomoden a las necesidades y los perfiles de cada paciente, con lo que se ha obtenido una gran gama de implantes dentales y prótesis, las cuales cumplen papeles diferentes. Para comprender de qué se trata cada una, te invitamos a seguir leyendo:

 

¿Qué son las prótesis dentales?

Cuando hablamos de prótesis dentales, nos referimos a elementos artificiales que cumplen la función estética de suplir un diente que ha sido extraído o perdido. Sus variados métodos de sujeción permiten (en algunos casos) la recuperación de funciones como masticar y hablar correctamente, pero no previenen las afecciones físicas anteriormente mencionadas, ya que no se encuentran incrustados a los tejidos del maxilar. Es decir, estos elementos pueden ser retirados para descansar o para llevar a cabo su limpieza.

 

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales, al igual que las prótesis, son elementos artificiales que se utilizan para restaurar las funciones de la mordida y la estética en la sonrisa. No obstante, al tratarse de piezas que se incrustan en el tejido óseo-maxilar, previenen las secuelas causadas por la pérdida de una pieza dental.

 

Diferencias entre prótesis e implantes dentales

Pues bien, aunque ambas alternativas parecen tener un mismo fin, se puede decir que existe una gran diferencia entre cada tipo de solución, por lo que es importante que, si estás interesado en iniciar tu tratamiento de restauración dental, los conozcas.

 

  1. Método de colocación

La primera diferencia que cabe ser resaltada entre los implantes dentales y la prótesis es su método de fijación, pues mientras que las protesis se ponen de manera superficial sobre todos los tejidos (lo cual les permite ser removidos a discreción del paciente), los implantes se insertan de manera quirúrgica en el hueso maxilar con la ayuda de equipos especializados, lo cual evita que los implantes se desplacen o puedan ser extraídos por manos inexpertas.

 

  1. Resistencia

Por su lado, las prótesis son una alternativa resistente que pueden llegar a durar varios años si son bien cuidadas, pero no son muy fuertes ante la presión, la corrosión o cualquier golpe, por lo que su cuidado es la clave, teniendo una vida útil entre 10 y 20 años. En cambio, por el lado de los implantes dentales, la resistencia es uno de los aspectos que más destacan los especialistas, ya que además de ser fabricados en materiales resistentes como zirconio o titanio, la corona es de cerámica. Ello garantiza resistencia ante sustancias abrasivas y la presión, pero no debe ser olvidado el cuidado obvio que hay que tener, pues su vida útil puede extenderse entre 25 años o para toda la vida.

 

  1. Desplazamiento

Como lo veníamos explicando, los implantes dentales están sujetos al soporte óseo-maxilar, lo cual evita que haya cualquier tipo de desplazamiento de la pieza o cualquier diente contiguo en la arcada. Por otra parte, las prótesis no previenen el desplazamiento al tratarse de elementos que no están sujetos a nada y que, incluso, ellos mismos son víctimas del desplazamiento en casos de movimiento brusco o fricción.

 

  1. Absorción ósea

Lastimosamente las prótesis no previenen la reabsorción ósea, ya que no cuentan con un soporte sujeto al hueso maxilar, mientras que los implantes dentales (al estar fijos al hueso) son la solución ideal para prevenir la debilitación del tejido óseo, así como su retracción.

 

  1. Estética

En materia estética, aunque ambos ofrecen resultados bastante sutiles, al no contar con un soporte las prótesis pueden llegar a presentar espacios entre el tejido blando y ellas. Los implantes dentales, sin embargo, pueden hacerse pasar por dientes naturales gracias a que se trata de elementos individuales con un soporte propio, sin mencionar que cada corona está fabricada según las características de los dientes contiguos del paciente para evitar cualquier discrepancia, garantizando una sonrisa completamente normal.

¿Qué tipos de implantes dentales existen?

¿Qué tipos de implantes dentales existen?

Como lo hemos expuesto en casos anteriores, los implantes dentales se han convertido en una alternativa muy viable en materia de restauración dental, ya que no solo son ideales para recuperar la estética y la funcionalidad de la mordida, sino que también previene complicaciones causadas por la pérdida de una pieza dental, como el desplazamiento de los dientes o la perdida ósea, entre otras.

 

Te puede interesar: Mitos y verdades sobre los implantes dentales

 

Como es bien sabido, cuando se habla de implantes dentales se está haciendo énfasis en una pieza artificial que es colocada de manera quirúrgica sobre el soporte óseo del paciente y que, al cabo de un tiempo, retribuye las cualidades originales de su dentadura. Sin embargo, actualmente nos encontramos con diferentes de implantes dentales que varían según su forma, método de incrustación, material y función según las características del paciente.

Si estás interesado en iniciar un tratamiento con implantes dentales en Bogotá, o cualquier otra ciudad, te invitamos a seguir leyendo y conocer a fondo los diferentes tipos de implantes dentales:

 

Según su forma

Implantes dentales cónicos

Conocemos como implantes dentales cónicos a aquellos cuya base tiene forma de cono, incrementando su grosor gradualmente en dirección a la corona. Los implantes dentales cónicos son la alternativa más utilizada por especialistas cuando la extracción o pérdida del diente es muy reciente, especialmente en huesos tipo 4 (poco densos) gracias a la adherencia que su forma permite con la base.

 

Implantes dentales cilíndricos

Por otro lado, los implantes dentales cilíndricos – a diferencia de los implantes cónicos – presentan un grosor uniforme. Este tipo de implante es utilizado en mayor medida gracias a su capacidad para adherirse a huesos de tipo 1, 2 y 3.

También existen implantes dentales escalonados, ovoides, microimplantes dentales e implantes cigomáticos.

 

Según su método de incrustación

 

Implantes dentales endostiales

Actualmente los implantes dentales son reputados como la mejor alternativa para la incrustación de implantes, por lo que es la manera “tradicional” de hacerlo. Este tipo de colocación consiste en los siguientes pasos:

  • Apertura del tejido blando y realización del espacio sobre el maxilar con equipos especializados.
  • Fijación del implante dental y sutura del tejido blando.
  • Segunda apertura del tejido blando luego de la osteointegración del implante para colocar pilares.
  • Colocación de coronas.

 

Implantes dentales superiostiales

Los implantes dentales superiostiales son una alternativa en la cual se fijan los implantes entre el tejido óseo y el tejido blando sin necesidad de realizar apertura del hueso con tornos. Es decir, el implante está sujeto al tejido blando y soportado por el hueso maxilar, y es una solución odontológica que es obtenida en una sola cita, a diferencia de los implantes endostiales.

 

Según su material de fabricación

Implantes dentales de titanio

Los implantes de titanio son los más utilizados en la actualidad, ya que se trata de un material altamente biocompatible que no genera reacciones inmunitarias negativas. Además, gracias a sus cualidades físicas, el titanio es fácilmente moldeable, resistente y muy ligero, lo cual lo convierte en un excelente método de restauración dental.

Por último, los implantes dentales de titanio se integran al organismo mediante el proceso de osteointegración, el cual consiste en la regeneración mecánica del hueso entre las hendiduras del implante, hasta causar un soporte fijo.

 

Implantes dentales de zirconio

Por su parte, los implantes de zirconio son una opción mucho más estética pues, a diferencia de los implantes de titanio, su color es semejante al de una pieza dental original, evitando que se pueda dar pista de la artificialidad del implante.

También se trata de un material cerámico muy resistente, capaz de soportar la corrosión y la presión, por lo que suele ser una excelente alternativa para pacientes que deben llevar el implante durante muchos años.

El método de integración de los implantes dentales de zirconio es la biointegración, la cual funciona de manera química y no mecánica como la osteointegración, generando capas químicas entre el implante y el hueso, cuyo resultado es más ágil e igualmente resistente.

¿Cuándo son necesarios los implantes dentales?

necesarios los implantes dentales

Como es bien sabido, los implantes dentales funcionan como reemplazos de dientes que han sido extraídas o perdidos, los cuales son fijadas quirúrgicamente sobre el soporte óseo del maxilar, retribuyendo las cualidades funcionales y estéticas.

En este orden de ideas, pues, parece apenas obvio que los implantes dentales resultan necesarios siempre que el candidato carece de uno o varios dientes. Esta alternativa debe ser aplicada únicamente en situaciones puntuales, las cuales describiremos a continuación:

Traumas

Una de las causas principales por las cuales los pacientes se ven en la necesidad de un tratamiento de implantología, es causado por fuertes golpes durante actividades deportivas o accidentes.

Teniendo en cuenta que la estructura dental es tan frágil, es fundamental llevar a cabo un examen previo donde se verifique el estado de los tejidos circundantes y corroborar la viabilidad del implante dental pues, si las condiciones no son óptimas, el paciente deberá acudir a otra alternativa prostética.

Enfermedades periodontales

Cuando hablamos de enfermedades periodontales, traemos a colación cualquier tipo de afección que desmejora la salud y resistencia de los dientes, haciendo que el tejido pierda su vitalidad, resistencia y estética, así como su soporte.

En la mayoría de los casos, estos dientes afectados por enfermedades tienden a caerse por sí solos, pero antes de proceder con la colocación de implantes dentales, el odontólogo tendrá que examinar las condiciones de la zona y optimizarla para evitar una posterior periimplantitis.

Bruxismo

El bruxismo es un hábito inconsciente y negativo de ejercer presión o rechinar los dientes entre sí, lo cual genera un evidente desgaste con el paso del tiempo.

Los pacientes que sufren de bruxismo, entre otras afecciones, presentan dientes fisurados o quebrados, así como irregularidades en los bordes incisales. Estas consecuencias promueven la acumulación de caries que, eventualmente, terminan de destruir el diente, causando su caída o la necesidad de extraerlo.

Gingivitis

La gingivitis, consiste en la inflamación de los tejidos blandos que circundan al diente. Dicha inflamación es causada por heridas, infecciones y malos hábitos de higiene que, de no ser tratada a tiempo, puede llegar a causar la pérdida del soporte de los dientes, resultando así en su pérdida.

Aunque es fundamental que los implantes dentales cuenten con un soporte resistente, la innovación tecnológica ha permitido realizar regeneraciones aún cuando no hay suficiente hueso. No obstante, el caso debe ser estudiado cuidadosamente.

Extracción asistida

En algunos casos, cuando las condiciones del diente no son óptimas, o bien, cuando éste afecta al resto de la estructura dentomaxilofacial, los odontólogos optan por retirar una o varias piezas. Sin embargo, a veces es necesaria la restauración de la pieza para frenar el desplazamiento dental o la reabsorción ósea, por lo que el implantólogo fija los implantes dentales necesarios.

Adicionalmente, cabe recordar que los implantes dentales están recomendados para pacientes que presentan diastemas (espacios entre dientes) difíciles de solucionar, aquellos con un soporte óseo adecuado y resistente, quienes no han logrado adaptarse al uso de prótesis removibles, pacientes que no desean tallar dientes para prótesis fijas o quienes tienen dientes subyacentes en perfecto estado físico y estético.

 

Te puede interesar: ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un implante dental?

¿Qué riesgo tienen los implantes dentales?

¿Qué riesgo tienen los implantes dentales?

La colocación de los implantes dentales se realiza a partir de un procedimiento quirúrgico que, a pesar del profesionalismo y experiencia del implantólogo, puede conllevar riesgos para el paciente.

Gracias a los avances tecnológicos y a los nuevos materiales usados para la fabricación de los implantes dentales, se ha minimizado el riesgo tras la intervención, convirtiéndolo en uno de los procedimientos más fiables dentro de la odontología. Sin embargo, hay situaciones que pueden llegar a afectar la recuperación, riesgos que deben ser tratados inmediatamente para evitar complicaciones mayores.

Con el fin de mantener a nuestros lectores al tanto de las posibles consecuencias tras la realización del procedimiento de implantación dental, hemos creado este artículo describiendo los riesgos que pueden presentarse después o durante la intervención. Cabe mencionar que la mayoría de ellos dependen de los cuidados post operatorios, es decir que van ligados a los cuidados que tengas en casa.

Los riesgos más comunes relacionados con los implantes dentales son:

  • Infecciones: Son las complicaciones más comunes tras la colocación de un implante dental, estas se generan por fallas en la higiene bucal, especialmente en la zona intervenida. Cuando la poca higiene se vuelve común, hay una acumulación de placa bacteriana sobre la zona del implante haciendo que se afecten los tejidos circundantes y pueda presentarse una pérdida ósea.
  • Rechazo a los implantes: Hay organismos que presentan rechazo ante la presencia de un cuerpo extraño, haciendo que el mismo organismo luche contra él y se defienda. En este caso es absolutamente necesario acudir al especialista para que se encargue de retirar el implante, encuentre las causas de la afección y dé un tratamiento al mismo. Muchas de las causas que pueden originar el rechazo derivan de la calidad del implante o de las condiciones médicas del paciente.
  • Disminución ósea: Puede darse que la densidad ósea del paciente sea baja y débil, esto obliga a que se realicen exámenes con el fin de garantizar la calidad del hueso para determinar si este soportará, o no, el implante.
  • Fractura de los implantes: La rotura de un implante es algo común a raíz de la constante aparición de nuevos materiales, estos pueden afectar la calidad de los mismos, llevando a que se doblen y fracturen. En caso tal, debe hacerse una extracción y sustitución inmediata de la pieza.

A pesar de que la mayoría de los riesgos presentes se producen a partir de la calidad de los implantes dentales o de los factores de salud del paciente, hay situaciones en las que los cuidados post operarios alcanzan a afectar la intervención. El consumo de tabaco, las comidas irritantes y la aplicación de fuerzas sobre el área tratada puede acarrear contraindicaciones en el tejido blando o en el hueso.

Además, hay medicamentos usados durante la quimioterapia o artritis que interfieren en la reconstrucción ósea, estos efectos traen complicaciones para la integración del implante.

Es recomendable que antes de iniciar con el tratamiento hables con tu odontólogo de confianza, así el estará enterado sobre tu historial clínico y tendrá las consideraciones necesarias durante el procedimiento, minimizando los riesgos o informándote, a tiempo, acerca de las posibles complicaciones.

Si quieres conversar con profesionales especializados, no dudes en contactarnos, tu sonrisa y tu salud estará en las mejores manos.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un implante dental?

tiempo se tarda en hacer un implante dental

Los implantes dentales son piezas muy comunes, usadas para mejorar la apariencia de la sonrisa de quienes han sufrido una pérdida dental, ya sea por la edad o por algún tipo de accidente.

Existen diferentes tipos de implantes dentales, según su diseño y los materiales de los que han sido fabricados, así que durante su fabricación se debe tener en cuenta las dimensiones de la superficie y la biocompatibilidad del material, pues a mayor superficie aumenta la probabilidad de tener una osteointegración exitosa, aquel proceso en el que el implante y el hueso se ajustan adecuadamente. Por otro lado, si el material es compatible no habrá una reacción repelente de parte del hueso o tejido blando del paciente.

Tratamiento para el recubrimiento de los implantes dentales

Usualmente, al fabricar un implante dental se hace uso de diferentes materiales, uno para la parte interna y otro para recubrir la superficie, este último es el biomaterial compatible con el organismo humano.

El centro de la pieza suele ser de titanio, o de alguna aleación a partir de este material, mientras que el recubrimiento tiende a ser de metal, cerámica o algún polímeros. A continuación te compartimos algunas de las características que tienen estos recubrimientos:

  • Recubrimiento metálico:

Las diferentes propiedades que tiene el titanio, tanto físicas como químicas, le han llevado a convertirse en el material ideal a usar en la fabricación de todo tipo de implantes, pues en diferentes investigaciones se ha demostrado que sus capacidades biomecánicas, además de ser propicias para usarse en el organismo, favorecen al proceso de diseño y fabricación, permitiendo que se creen formas y estructuras que fomentan la integración entre el implante y el hueso.

  • Recubrimiento de porcelana y cerámica:

El uso de materiales sintéticos, como la cerámica y la porcelana, se ha convertido en una excelente opción para corregir defectos óseos, pues las capacidades de su superficie facilitan el proceso de osteointegración, además de mejorar la resistencia mecánica. Sin embargo, a pesar de que sea adecuado usar estos materiales para recubrir los implantes, estos tienen una baja resistencia a la tracción, así que no se puede ejercer mucha fuerza sobre ellos.

  • Recubrimiento polimérico:

Desde hace tiempo se ha venido haciendo uso de resinas y composites para la fabricación de implantes dentales, sin embargo, estos no ha sido del todo exitosos a pesar de servir en diferentes procesos de regeneración ósea. En la actualidad se ha hecho uso de PTFE (teflón) y EPTFE (teflón expandido), incluso de teflón reforzado con titanio, gracias a las propiedades regenerativas que tiene.

  • Recubrimiento con otros materiales:

Hoy día se hace uso de carbono vítreo para fabricar implantes dentales ya que es un material de alta biocompatibilidad al provocar un bajo índice de respuesta en el hueso y tejido blando del paciente. Cuenta con tal nivel de elasticidad, que ha llegado a considerarse equivalente al que contiene la dentina y el hueso, lo cual transmite las tensiones de manera precisa.

Debido a que el carbono no soporta fuerzas de tracción exageradas, la forma del implante debe ser precisa y con una gran superficie para evitar rupturas.

 

Gracias a la ciencia y a la tecnología se ha podido encontrar materiales de alta calidad para la fabricación de implantes y otros utensilios necesarios a la hora de regenerar tejidos y estructuras del cuerpo humano. Ahora bien, al hablar de piezas indispensables para resolver inconvenientes odontológicos, se debe tener en cuenta la capacidad física, compatibilidad biológica y el factor estético del material para que brinde resultados asombrosos a tu sonrisa.

Si quieres obtener más información acerca de los implantes dentales en Bogotá, no dudes en contactarnos, con gusto escucharemos y atenderemos todas tus inquietudes.

¿LOS IMPLANTES DENTALES DURAN TODA LA VIDA?

LOS IMPLANTES DENTALES SON UNA DE LAS SOLUCIONES ODONTOLÓGICAS DE MAYOR RESISTENCIA, PERO ¿CUÁNTO TIEMPO PUEDEN LLEGAR A DURAR UNA VEZ SON COLOCADOS?

A lo largo de los casos que hemos atendido en 14-85 Dental Spa, una de las preguntas más frecuentes que recibimos por parte de nuestros pacientes, es sobre la vida útil de los implantes dentales. Sin embargo nuestra respuesta no puede resumirse en un simple número, pues la duración de los implantes dentales, una vez han sido colocados, depende de una gran variedad de factores.

Aunque los estudios concluyen que la vida útil de los implantes dentales circunda alrededor de los 25 y 30 años, se conocen casos de pacientes cuyos implantes alcanzan hasta 35 años. Ciertamente ello puede significar que, en algunos casos, los implantes dentales pueden durar toda la vida. Lo cierto es que según los datos estadísticos, por lo menos el 80% de los pacientes superan los 20 años con implantes completamente funcionales.

ENTRADA RELACIONADA: Implantes dentales en personas mayores

En efecto, este tipo de solución odontológica representa una importante inversión, pues aunque pueden llegar a alcanzar costos superiores a otras alternativas como las prótesis; los implantes dentales, además de garantizar una sonrisa más natural y resistente, evitan la pérdida del tejido óseo (consecuencia de la falta de piezas dentales fijas) y ofrecen una mayor duración. No obstante, la efectividad de los implantes dentales depende de los siguientes aspectos:

Procedimiento de colocación adecuado

Una de las variables de mayor impacto sobre la duración de los implantes dentales, es la calidad del proceso de colocación de éstos. Esto quiere decir que la calidad de los materiales implementados (utensilios médicos, materiales y marcas del implante, aditamientos), así como las condiciones en las que es llevado a cabo el proceso, además de la excelencia del especialista. Si estás en búsqueda de un centro especializado de primera, 14-85 Dental Spa puede asesorarte, contáctanos.

Cuidados posteriores a la colocación

Una vez el proceso de colocación de los implantes dentales ha culminado, el especialista recomienda una serie de cuidados especiales que el paciente debe tener para garantizar una buena recuperación a corto y largo plazo. Ello involucra una higiene profunda con suero desinfectante, cepillado constante con implementos especiales, no consumir alimentos irritantes o sólidos, al igual que evitar el contacto con sustancias que puedan deteriorar el tejido, como lo son las bebidas alcohólicas y el tabaco.

Hábitos de higiene

Aunque la higiene es importante después de la colocación de los implantes dentales, es importante que el paciente mantenga o mejore sus hábitos tradicionales, llevando a cabo rutinas de 3 minutos después de cada comida. Implementar cepillos de cerda suave que no dañen la superficie del implante, que no dañen la capa de esmalte de los dientes y no lastimen las encías. Así mismo es recomendable el uso de cepillos interproximales, hilo dental y enjuague con fluoruro que no corroa los implantes dentales.

Enfermedades del paciente

Naturalmente, antes de llevar a cabo el tratamiento de colocación de implantes dentales, el especialista debe estudiar cuidadosamente el historial médico del paciente para conocer sus antecedentes. En algunos casos la persona presenta enfermedades como cáncer, osteoporosis o diabetes por ejemplo, y ello puede afectar la integración y la duración de los implantes. Los especialistas de 14-85 Dental Spa pueden brindar asesoría a los pacientes que padecen de estas y otras patologías con el fin de estructurar un plan adecuado y así proceder con el tratamiento de implantes dentales.

Presión sobre el implante

Es evidente que los implantes dentales hacen parte del proceso de masticar alimentos para la ingesta, sin embargo es importante tener en cuenta que la presión que se ejerce sobre los implantes puede afectar sobre el soporte óseo, el material de las coronas, así como el tejido blando. Se recomienda mantener una dieta cuidadosa que evite el contacto con demasiados alimentos muy rígidos. Sumado a ello, algunos pacientes padecen de bruxismo, lo cual añade presión constante sobre los implantes y deteriora progresivamente la calidad éstos. En 14-85 Dental Spa contamos con tratamientos para reducir las afectaciones del bruxismo, además el paciente puede implementar férulas que reduzcan dichos daños.

En conclusión, los implantes dentales pueden llegar a durar más de 20 años, generalmente entre 25 y 30, aunque hay casos particulares donde alcanzan hasta los 35 años. Todo depende de las condiciones particulares del paciente, así como los hábitos que puedan afectar (para bien o para mal) su duración.

 

ENTRADA RELACIONADA: ¿Rechazo de los implantes dentales?

 

¿Estás interesado en adquirir un tratamiento de colocación de implantes dentales realizado por todo un equipo profesional? Ponte en contacto con 14-85 Dental Spa y recibe la asesoría, tratamientos y acompañamiento necesario para que tu experiencia sea la más cómoda y obtengas los resultados deseados.

 

tratamientos dentales

5 MITOS SOBRE LOS IMPLANTES DENTALES

PESE A QUE LA COLOCACIÓN DE IMPLANTES DENTALES ES UN PROCEDIMIENTO QUE CUENTA CON UN ÍNDICE DE ÉXITO DEL 98%, AÚN HAY QUIENES TIENDEN A CREER EN MITOS SOBRE EL TEMA

En 14-85 Dental Spa hemos sido testigos de recuperaciones satisfactorias gracias a los tratamientos con implantes dentales, estos no sólo garantizan una sustancial mejora en la sonrisa de nuestros pacientes, sino también en su calidad de vida, y ello, para nosotros, corrobora la eficiencia de dicho procedimiento. Pero así mismo como recibimos pacientes completamente dispuestos a llevar a cabo su proceso con nosotros, también hemos visto como hay personas que levantan (y sostienen) mitos al respecto, y como expertos en la materia, es nuestro trabajo desmentir las falacias que perjudiquen la reputación de un tratamiento cuyo porcentaje de éxitos es casi absoluto.

1. Los implantes dentales no producen alergias ni rechazos

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, por lo general los implantes dentales están hechos en titanio y este material, entre otras características, resulta ser altamente biocompatible con todos los tejidos del cuerpo humano, así que afirmar que éstos pueden generar alergias, resulta totalmente falso. Por otro lado, los mal llamados “Rechazos” tienden a presentarse únicamente en un 2% de las ocasiones y cabe afirmar que no son causados por el implante dental en sí, sino por hábitos perjudiciales del paciente, tales como fumar, la mala higiene, consumo de alimentos irritantes o presiones indebidas y a la falta de pericia del profesional. En los reducidos casos en los cuales se puede llegar a presentarse un error en la osteointegración del implante, el especialista lo retira, limpia la zona afectada y al cabo de unos meses vuelve a llevar a cabo el procedimiento de colocación.

2. Los implantes dentales no son únicamente para adultos mayores

Pese a que socialmente se tiene el falso imaginario en el cual se relacionan los implantes con la salud bucal de nuestros abuelitos, dicho criterio no resulta ser más que un simple mito, ya que los tratamientos con implantes dentales tienden a ser llevados a cabo en pacientes cuyo crecimiento del hueso maxilar ha finalizado. En otras palabras, todas las personas mayores de 18 años pueden someterse a dicho procedimiento.

3. Los implantes dentales duran para siempre

En natural considerar que los implantes dentales son un tratamiento que dura para toda la vida, teniendo en cuenta que son prácticamente imposibles de remover. Estos no presentan caries n enfermedad periodontal; es posible afirmar que puedan durar para siempre teniendo en cuenta el cuidado bucal del paciente, es decir, si los pacientes realizan un buen mantenimiento y sigue al pie de la letra los cuidados sugeridos por el profesional y tienen controles periódicos.

4. El proceso de colocación de implantes dentales es altamente doloroso

De hecho, la realidad es que la extracción de una pieza dental puede llegar a generar mayor malestar frente al tratamiento de implantes dentales. En cualquier clínica especializada de calidad, este procedimiento es llevado a cabo bajo anestesia local, además cabe mencionar en que 14-85 Dental Spa somos expertos en la odontología placentera, buscando reducir el dolor y la ansiedad antes, durante y después de cualquier intervención. Así mismo, nuestros profesionales entregan una serie de instrucciones que ayudarán al paciente a reducir cualquier incomodidad durante su proceso de cicatrización. En algunos casos, cuando el intervenido presenta un elevado grado de ansiedad, el profesional procede a la ayuda de la sedación consciente, con nuestra odontologia con sedación nuestros pacientes superan el miedo y las fobias al odontólogo. A través de un monitoreo cuidadoso podemos asegurar que su tratamiento sea a la vez cómodo y sin dolor.

5. Los fumadores no pueden llevar implantes dentales

Gracias a la tecnología, los avances médicos y la calidad de los profesionales, los tratamientos con implantes dentales son procedimientos altamente predecibles que garantizan resultados devolviendo la funcionalidad y la estética a la sonrisa del paciente y, del mismo modo, mejoran sustancialmente la calidad de vida de quien se somete a éste. Ingresa a nuestro blog o visita nuestro sitio web y sigue conociendo beneficios de los implantes dentales y los cuidados necesarios para asegurar su duración.

Los implantes dentales son una posible opción para los fumadores, sin embargo, es probable que fallen debido a los efectos adversos de fumar. Si actualmente fuma, pero requiere de implantes dentales, entonces hay algunas consideraciones para tener en cuenta. El procedimiento de posicionamiento de los implantes se vuelve un poco mas complicado y una vez posicionados la esperanza de duración del implante se reduce, e incluso son susceptibles de fallar. Estas posibilidades son un riesgo así que recomendamos que durante la cicatrización se reduzca el consumo de tabaco, pues dentro de los efectos generales de fumar esta la disminución de flujo sanguíneo causado por la nicotina, afectando la cicatrización y el sistema inmunológico.

tratamientos dentales

PARTES DE UN IMPLANTE DENTAL

LOS IMPLANTES DENTALES SE HAN POSICIONADO COMO LA MEJOR SOLUCIÓN ANTE LA FALTA DE UN DIENTE, PERO ¿SABÉS CÓMO ESTÁN CONFORMADOS?

Con el paso del tiempo, a nuestra clínica 14-85 Dental Spa se han acercado cada vez más personas interesadas en adquirir un tratamiento y colocación de implantes dentales con el fin de hacerle frente a la falta de uno o más dientes. Esto se debe a que gracias a sus cualidad físicas, el implante dental logra suplir no sólo las necesidades estéticas, sino también las funcionales del diente. El crecimiento de la popularidad de los implantes dentales radica, también, en sus ventajas, pues evitan el desplazamiento de los dientes contiguos, la pérdida del tejido óseo, e incluso la generación de enfermedades periodontales. Otro aspecto que añade valor al uso de implantes dentales por encima de las prótesis, es que son fijas, tienen un aspecto natural y, del mismo modo, ofrecen una mayor duración. Lo anterior corrobora que no sólo son más los interesados en resolver su situación a partir de un implante dental, sino que también ha aumentado el número de pacientes que deciden pasarse de las prótesis a los implantes.

ENTRADA RELACIONADA: Preguntas y Respuedas sobre los Implantes Dentales en Bogotá

 

En principio, los implantes dentales son complementos cilíndricos cuya base se asemeja a un tornillo y ello permite la fijación con el maxilar. Generalmente estos elementos tienden a ser de titanio, debido a la biocompatibilidad del material que hará de raíz y permitirá la osteointegración y posterior colocación de la rehabilitación. Además de las cualidades anteriormente mencionadas, los implantes dentales favorecen una restauración que no afecta a los dientes naturales adyacentes, son aptos para la mayoría de las edades y, psicológicamente hablando, permiten que el paciente sonría con total tranquilidad gracias a su aspecto, el cual no se diferencia de los dientes naturales. Sin embargo, para el proceso de colocación de implantes dentales, así como para su mantenimiento y cuidado, el implante se divide en tres partes principales:

Cuerpo, base o raíz del implante

Como su nombre lo indica, el cuerpo del implante dental se trata del dispositivo que se fija en el hueso maxilar. Para su colocación el profesional debe tallar el tejido óseo en las dimensiones necesarias para que el cuerpo del implante se fije correctamente. Gracias a su forma de tornillo, el implante permite que el hueso se reconstruya a su alrededor y lo sostenga completamente; a este proceso se le conoce como osteointegración. Por lo general, y debido al contacto constante con el cuerpo, la base del implante está fabricada en titanio, lo cual evita cualquier tipo de reacción inmunitaria perjudicial. A propósito, aunque los implantes no den paso a una enfermedad directamente, en algunos casos puede presentarse un mal llamado “Rechazo de implantes dentales”, y es recomendable actuar de inmediato.

Pilar del implante (Abutment)

El pilar es un pequeño cuerpo del mismo material del cuerpo del pilar (titanio o zirconio), y su función es sencilla: prolongar la base del implante dental y permitir la conexión entre las partes de éste. Aunque la función del pilar parezca trivial, éste cumple un importante papel en el proceso de colocación del implante, ya que inicialmente la base debe ser asimilada por los tejidos del paciente, causando que la encía cicatrice sobre ésta. Posteriormente el especialista debe abrir de nuevo el tejido blando y colocar el pilar sobre la superficie hueca de la base para finalizar el proceso de implantación.

La corona del implante

Se trata de la parte superior y visible del implante dental. Ésta ofrece un aspecto natural que semeja un diente común y corriente gracias a su forma y material. Además, gracias a sus propiedades, no sólo reestablece el aspecto de la sonrisa, sino que cumple a cabalidad con las funciones de una pieza dental natural.

tratamientos dentales

ENTRADA RELACIONADA: 7 Pasos para el cuidado postoperatorio de los Implantes Dentales

 

En este orden de ideas, la calidad del tratamiento de colocación de implantes dentales cumple con todas las características necesarias para que el paciente pueda volver a sonreír y comer con total tranquilidad pues, aunque existan otras soluciones que pueden mitigar las consecuencias de la pérdida de uno o más dientes, los implantes han demostrado porqué son la mejor opción a la hora de solucionar tal inconveniente.

¿Te interesa conocer más sobre los implantes dentales? Puedes ver más en nuestro artículo sobre las Dudas comunes sobre Implantes dentales, o ingresa a nuestro blog y entérate de toda la información necesaria alrededor de esta rama de la medicina odontológica. También puedes ingresar a nuestro sitio web o ponerte en contacto con nuestros especialistas e iniciar tu proceso con 14-85 Dental Spa.

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL FRACASO DE LA OSTEOINTEGRACIÓN DE LOS IMPLANTES DENTALES

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL FRACASO DE LA OSTEOINTEGRACIÓN DE LOS IMPLANTES DENTALES - Zen Dental

ES IMPORTANTE CONOCER LOS CUIDADOS NECESARIOS PARA PERMITIR QUE NUESTRO NUEVO IMPLANTE DENTAL SE INTEGRE CORRECTAMENTE

 

Cuando, por algún motivo, sufrimos la pérdida de una pieza dental, es recomendable actuar cuanto antes para darle solución y evitar las consecuencias de no reemplazar un diente perdido. Por lo general, las soluciones tienden a ser las prótesis y los implantes dentales, pero debido a una gran cantidad de beneficios, los segundos resultan ser la solución más viable para los pacientes. Por ejemplo, el proceso de limpieza de los implantes dentales es mucho más práctico y sencillo, también impiden el desplazamiento de los dientes contiguos y evitan la pérdida del tejido óseo. De hecho, teniendo en cuenta su método de colocación, los implantes dentales se adhieren al hueso; este proceso se conoce como Osteointegración, y es fundamental conocer los cuidados necesarios para que dicho proceso sea correcto. El objetivo principal de dicho proceso radica en la integración de la base del implante con el maxilar para garantizar la mayor calidad y duración de éste.

Como es natural en cualquier cirugía, existe un periodo de recuperación en el cual el paciente debe evitar cierto tipo de hábitos para no echar a perder la intervención. Éste, en el caso de los implantes dentales, sucede desde el momento en que se instala hasta finalizar la cicatrización en un periodo de 3 a 4 meses aproximadamente.

 

ENTRADA RELACIONADA: ¿Cuándo un Implante Dental es la mejor opción?

 

Sin embargo, recomendamos tener en cuenta algunos factores que pueden influir en el fracaso de la osteointegración, y de este modo evitarlas a todo caso durante aquel periodo.

  • Una mala higiene

Evidentemente la higiene bucal es fundamental para nuestro día a día, y aún más cuando el paciente ha pasado por una intervención quirúrgica recientemente, las suturas pueden llegar a infectarse, causando que se sufra un grave malestar que podría complicar la cicatrización y tener que retirar el implante e iniciar de nuevo el proceso, lo cual dificulta la osteointegración.

  • Consumo de sustancias dañinas

Con el fin de evitar irritaciones futuras en la cicatrización, es necesario que el paciente se abstenga de consumir alimentos con alto nivel de grasa o ingredientes irritantes como el ají. Del mismo modo, también es recomendable suprimir el uso del tabaco y las bebidas alcohólicas, cuyas características también pueden afectar al tejido sensible.

  • Ejercer demasiada presión en la mandíbula

Una parte del proceso de la colocación, requiere que el profesional moldee el hueso maxilar para poder incrustar la base del implante dental, por tal motivo es natural que el tejido óseo se encuentre altamente sensible y es recomendable no someterlo a presiones considerables. Masticar frutos secos, carne y demás alimentos que exijan una masticación considerable, pueden hacer que el pilar se desplace o que se cause un daño directo sobre el hueso.

  • Desempeñar actividades físicas de alto impacto

Teniendo en cuenta la sensibilidad del hueso maxilar y del tejido blando, en 14-85 Dental Spa recomendamos que nuestros pacientes eviten a todo nivel la realización de actividades físicas que requieran demasiada fuerza o que puedan causar movimientos bruscos en el individuo. Los deportes como el fútbol, el baloncesto, e incluso trotar, deben ser abolidos durante el proceso inicial para no producir un retroceso en la recuperación.

 

ENTRADA RELACIONADA: Colocación de Implantes Dentales

 

  • Utilizar implantes de baja calidad

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de implantes de materiales variados, sin embargo se recomienda asistir a una clínica verdaderamente comprometida en el tema, para recibir no sólo un servicio de primera, sino ser intervenido con los materiales más amigables con el organismo y de ese modo evitar fracturas de implantes, infecciones y futuras perdidas de hueso que puedan perjudicar a largo y corto plazo la osteointegración, además de la calidad de vida del paciente.

  • Desconocer las condiciones del paciente

Hablando de las recuperaciones negativas, es importante conocer perfectamente el historial y el cuadro médico del paciente. Lo anterior debido a la importancia de proceder con la tranquilidad de no interferir con alguna patología o condición medica del paciente en particular. Tal es el caso de aquellos que sufren de osteoporosis, diabetes, etc.

tratamientos dentales

Si te interesa conocer más recomendaciones para una buena recuperación, puedes leer nuestra entrada sobre Aspectos para la correcta osteointegración de un implante dental, también puedes ponerte en contacto con nosotros para aclarar tus dudas, o visítanos para iniciar tu proceso de colocación de implantes dentales.

Los implantes dentales son una fantástica solución frente a la pérdida de una pieza dental, pero es importante conocer los requerimientos necesarios para que éste goce de una buena osteointegración y recuperación, y vuelvas a sonreír y comer con tranquilidad.

¿A PARTIR DE QUÉ EDAD SE PUEDEN PONER LOS IMPLANTES DENTALES?

edad-implantes-dentales-interna

SI TU HIJO HA PERDIDO UN DIENTE Y HAS CONSIDERADO OPTAR POR LA COLOCACIÓN DE UN IMPLANTE DENTAL, DEBES CONOCER ESTA INFORMACIÓN

A lo largo de nuestra experiencia como especialistas del sector de la salud dental, hemos recibido una gran variedad de consultas provenientes de todo tipo de público. Sin embargo, una de las preguntas más particulares, son aquellas referentes a la edad mínima para la colocación de implantes dentales. Por lo general, dichas consultas son realizadas por padres preocupados por la salud dental de sus hijos y, con el fin de ayudarles a solventar todas sus dudas, hemos decidido disponer este espacio. Adicionalmente podemos decir que el común denominador, en cuanto al público que nos aborda con esta cuestión, se trata de padres que buscan solucionar algún problema existente en sus hijos.

En otras palabras: No es una consulta que suela hacerse de manera preventiva, sino cuando el malestar ya es palpable. Esa urgencia se convierte en un motivo de suficiente peso para que en nuestra clinica odontologica hayamos optado por solucionar las dudas por este medio.

Para empezar, es pertinente aclarar que no es normal que un menor pierda una de sus dientes. No obstante, son propensos a sufrir accidentes durante el juego, e incluso a padecer de algún tipo de malformación que impida el crecimiento adecuado del diente o a la carencia absoluta de tal.

Cuando a una persona le hace falta algún diente, es indispensable acudir a un especialista de confianza en busca de información y soluciones prontas, pues si no se actúa de manera temprana, las consecuencias de no reemplazar un diente perdido pueden ser graves. Daños en la encía, desplazamiento de los dientes adyacentes e incluso la pérdida del tejido óseo circundante, entre otros. Así que sí, es importante informarse respecto a la necesidad de optar por un implante dental, pero la pregunta es la misma:

¿A partir de qué edad se puede escoger a los implantes dentales como una posible solución?

Lamentablemente ningún especialista puede dar una respuesta exacta en cuanto a edades, pues la colocación de un implante dental depende de otros aspectos, especialmente del proceso de crecimiento de la persona. Además, dicho proceso de crecimiento varía según el género, presentándose normalmente de los 9 a los 15 años en las mujeres, y de los 11 a los 17 en los hombres. Nuevamente, aclaramos que es un intervalo promediado, pues en todas las personas hay variaciones.

No obstante, los expertos proponemos cuatro diferentes maneras para determinar el cese del crecimiento facial de la persona:

  • Una radiografía de muñeca para determinar si se han cerrado (o no) las epífisis de crecimiento.
  • Revisión anual de crecimiento, en cuyo intervalo no exista un aumento superior a 0,5 centímetros.
  • Modelos de estudio para detectar la ausencia de cambios de contacto oclusal.
  • La toma de cefalometrías, o telerradiografías laterales de cráneo, con un intervalo de seis a doce meses en los que se observe cualquier cambio en el desarrollo facial lateral.

Siendo estos exámenes los factores decisivos que dictaminan cuan pertinente es la colocación de los implantes dentales. Y, si el proceso de crecimiento del menor no ha concluido, se debe optar por una solución temporal que evite el deterioro de su salud bucal. Las carillas, las prótesis o las coronas, son algunas de las opciones que el especialista puede sugerir según sea el caso del paciente.

 

tratamientos dentales

¿Por qué es tan importante que la persona haya finalizado su proceso de crecimiento para poder recibir implantes dentales?

A pesar de que consideremos que los implantes son la mejor opción gracias a todos los beneficios que evidencia el paciente, la razón para que los especialistas consideremos pertinente esperar a que éste alcance su punto de adultez total, es porque someterlo a un menor a un procedimiento de colocación de implantes dentales puede acarrear consigo una gran variedad de consecuencias, por ejemplo: Los dientes naturales mantendrán su proceso de crecimiento, haciendo que el implante empiece a “quedarse corto” a comparación y genere un problema estético en la sonrisa, además, dicho crecimiento, contrastado con una pieza dental fija (como lo es el implante con su pilar), puede causar malformaciones por el desplazamiento de los dientes, entre otras consecuencias.

En 14-85 Dental Spa somos expertos en el tema de los implantes dentales, y si tu hijo ha sufrido la pérdida de una pieza dental y consideras que necesita uno de estos, estamos dispuestos a conocer tu caso, estudiarlo y proponer la solución más viable para el menor.

Contáctanos e inicia tu proceso hacia una salud bucal con la mejor calidad.