5 cuidados que debes tener con tus implantes dentales

5 cuidados que debes tener con tus implantes dentales

 

El implante de dientes artificiales es cada vez más utilizado. Es la única opción de restauración dental que ayuda a estimular el crecimiento óseo. Se basa en el descubrimiento del cirujano ortopédico sueco Per Ingvar Branemark, quien comprobó que el titanio se fusiona naturalmente con la mandíbula. Pero es importante saber que para que esta cirugía sea exitosa, es necesario cuidar los implantes dentales de manera especial.

¿Por qué los implantes dentales necesitan cuidados especiales?

Para comenzar, digamos que si eres candidato o candidata a un implante dental, excepto en el caso de un accidente, es porque  tus dientes naturales estaban muy deteriorados. Una de las causas del deterioro es la falta de cuidados, por lo que deberás adquirir nuevos hábitos de higiene dental.

Si tienes dudas acerca de la duración del implante, déjanos decirte que tus nuevos dientes durarán… ¡tanto como los cuides!

Además de la prolongación de la vida útil del implante, la correcta higiene bucal ayuda a prevenir problemas como la enfermedad preimplantaria. Esta es una inflamación alrededor del diente implantado que causa ruptura de la placa y puede provocar el aflojamiento del implante.

Los cuidados del implante dental están relacionados con:

  • La ubicación del implante: los implantes en la parte frontal son más fáciles de limpiar. Los de la parte posterior necesitan mayor cuidado.
  • La complejidad del implante: si el implante dental está combinado con un puente o encías artificiales puede ser más difícil mantenerlo limpio.
  • El momento: durante las primeras 48 horas después de la cirugía, debes cepillarte con un cepillo suave y enjuagarte la boca con agua salada dos o tres veces al día. Durante las primeras semanas deberás visitar varias veces a tu dentista, quien se encargará de la limpieza e inspección de tus nuevos dientes. Programa consultas regulares con tu dentista cada seis meses.

 

También te va a interesar: Prótesis vs. implantes dentales

 

Cinco cuidados especiales para tu implante dental

1. Cepillado: se debe realizar dos veces por día. Elige cepillos de cerdas suaves. Cepilla tus dientes de la misma manera que si fuesen dientes naturales, pero prueba con un cepillo especial para implantes. Los de cuello en forma de ángulo ayudan a alcanzar toda la superficie interior. Los delgados son perfectos para la superficie exterior. Si el implante es en la parte posterior de la boca, utiliza un cepillo interdental.

2. Hilo dental: utiliza hilo dental especial para implantes. El método de uso es el mismo que para los dientes naturales. Si tienes dudas o molestias, consulta con tu odontólogo.

 

Cinco cuidados especiales para tu implante dental

 

3. Irrigadores orales: los irrigadores ayudan a reducir la placa y la inflamación.  Llamado también hilo de agua, es un dispositivo que dispara un poderoso y fino chorro de agua que expulsa la suciedad que se encuentra entre y detrás de los dientes. Se recomienda en el caso de implantes complejos o cuando el uso de hilo dental común resulta molesto.

4. Masajeadores bucales: son dispositivos en forma de cepillo dental con punta de goma. Son muy utilizados para aliviar los dolores de la primera dentición en bebés. Estimulan y mantienen sano el tejido de las encías, que es crucial para mantener el implante dental.

5. Alimentación y hábitos: incorpora a tu dieta alimentos más blandos y nutritivos. Evita los alimentos ácidos y duros. Evita el consumo de sustancias que puedan manchar los dientes y aumentar el riesgo de infección como tabaco, café y alcohol.

Nuestras recomendaciones

Cada vez que visites a tu odontólogo, deberá realizar una limpieza profesional del implante, monitoreará los resultados de la limpieza en casa y te dará los consejos necesarios. ¡Síguelos y disfrutarás de un implante dental sano y saludable durante mucho tiempo!

¿Qué cuidados debo tener con mis implantes dentales?

¿Qué cuidados debo tener con mis implantes dentales?

 

Los tratamientos en los que se utilizan los implantes dentales pueden ser fatales o exitosos según el cuidado que  se les de a los mismos; nos referimos a exitosos cuando ayudan a mejorar nuestra calidad de vida y fatales cuando en algún momento llegan a desprenderse del hueso. Si un implante se cuida, resulta exitoso en un  98 % y puede mantenerse en buen estado hasta por 15 años en casi todos los casos.

Aunque parezca extraño, a los implantes se les debe cuidar como si fuera la dentadura propia. Incluso la limpieza que se debe hacer de los mismos tienen el propósito de que no se les forme una placa dental como sucede con los dientes naturales. Debe hacerse una limpieza meticulosa, más aún en lugares de acceso difícil como el hueco que existe entre el pilar que se fija a la prótesis y la corona.

Es lamentable ver que la causa de la llamada periimplantitis es una mala higiene oral o la excesiva fuerza masticatoria. Si se tienen malos hábitos de higiene oral, puede perderse el hueso que sostiene al implante. De manera que lo primero que debemos considerar para que un implante fijo o removible perdure por mucho tiempo es su buen cuidado, su aseo y el buen aseo oral personal.

Ocho recomendaciones para cuidar los implantes dentales

1. Tras la operación debes hacer enjuagues bucales de clorhexidina ya que esta sustancia es capaz de eliminar las bacterias que no alcanzan a ser removidas  con un cepillado. También debes esperar al menos dos horas para comer o beber algo, y durante el día debes llevar una dieta de productos fríos y blandos, además de no beber alcohol ni fumar.

Es normal que haya sangrado que puede durar entre 24 y 48 horas, hay que estar limpiándolo constantemente y mantener una gasa mordida que absorba el flujo de la sangre.

2. En los cuatro meses después de que se colocó el implante, basta con aplicar el aseo regular. Durante este tiempo se establece y fortalece la unión del implante al hueso, se le llama etapa oseointegración.

3. Durante la segunda etapa llamada protésica no debe descuidarse el cepillado mínimo cada 12 horas. Además de implementar a la sesión un cepillo interproximal en los espacios entre el implante y el diente.

4. Si la prótesis es removible debes limpiarla por los lados, con los cepillos correspondientes, y poner atención en los anclajes y barras.

 

También te va a interesar: ¿Qué efectos tiene el tabaco sobre los implantes dentales?

 

5. Presta mucha atención en el espacio entre encía y barras; no hacerlo puede provocar la inflamación de la misma.

6. Limpieza en consultorio de forma esporádica para reforzar la limpieza que ya realiza en casa. Este tipo de visitas al odontólogo pueden ayudarnos a revisar de manera conjunta la prótesis e identificar daños por ineficientes procedimientos de cuidado o ratificar las acciones que mantienen a  la prótesis en buen estado.

7. El consumo de medicamentos no es siempre recomendable. Por ejemplo, los que pertenecen a la familia de los bifosfonatos, que solo se recomiendan a quienes padecen osteoporosis, provocan algunas alteraciones que perjudican a los implantes.

8. Los cepillos de dureza media son los ideales para una buena higiene bucal si tienes implantes. Además de la dentadura, hay que cepillarse bien la lengua porque en ella residen muchas bacterias.

¿Mantienes en buen estado tus implantes dentales?

El monitoreo y el mantenimiento constante de los implantes dentales es  algo primordial. Si pones en práctica cada uno de los puntos del artículo la perdurabilidad de tus piezas está garantizada y los sacrificios que hayas sufrido durante su implementación se verán recompensados.

¿Cuánto cuesta un implante dental en Bogotá?

¿Cuánto cuesta un implante dental en Bogotá?

 

Ante la  gran cantidad de hospitales públicos y privados dedicados a la medicina dental, decidir donde atenderse puede resultar complicado. Antes de tomar una elección debes valorar la calidad del servicio que tomarás, los beneficios que te atraerá en relación a la inversión que hará de dinero y tiempo. Un Implante dental en Bogotá puede costar desde $51.900 pesos hasta $2.900.000 y más.

¿Cómo elegir la mejor opción para realizarse un implante dental en Bogotá?

1. Debes someterte a por lo menos tres consultas odontológicas de tres médicos diferentes y establecer las coincidencias y diferencias de sus opiniones. Durante las consultas es importante que expreses tus expectativas y temores.

2. Después de analizar toda la información recibida tu elección debe inclinarse por  los tratamientos que resulten más sostenibles, viables y seguros.

3. El médico con el que te atenderá debe aportarle un protocolo claro de tiempos y costos, así como una descripción transparente y completa de cada etapa del tratamiento: La etapa pre quirúrgica, la intervención misma y el periodo de recuperación post quirúrgico.

4. El hecho de que un implante resulte exitoso, se debe en gran medida a esta última etapa de recuperación. Desde antes de tomar el tratamiento debes saber qué hábitos alimenticios deberás cambiar y los cuidados que deberás atender durante el aseo bucal, entre muchos otros aspectos. Es importante que preguntes al experto todas tus dudas y temores respecto a esta etapa.

5. En muchas ocasiones el implante que deseas es sólo parte de una cadena de un tratamiento más largo, de manera que no puedes quedarte a la mitad del proceso. Si lo haces no te funcionará. Debes preguntar a tu profesional de salud dental qué otros tratamientos implicará el realizarte el implante que has elegido o bien qué otro tratamiento previo necesitas.

6. Otro aspecto es saber qué materiales utilizará tu médico, qué métodos y sobre todo cuáles son las garantías que te ofrece en relación a los resultados.

7. Un factor que no debes pasar por alto es que según el tratamiento que hayas elegido, lo ideal es que lo realice un especialista en implantología, y más aún un especialista en el tipo de implante que necesitas.

 

¿Cómo elegir la mejor opción para realizarse un implante dental en Bogotá?

Los tipos de implantes más requeridos

Son los que verás a continuación.

1. Hay implantes que deben realizarse dentro del hueso. Son los que en términos médicos les llaman osteointegrados o endo-óseos. Están elaborados con materiales cerámicos o titanio, biocompatibles.

2. Los conocidos como yuxtaóseos o subperiósticos. Como su nombre lo dice se colocan sobre la mandíbula, se trata de una especie de sillas o marcos de metal que ayudan a anclar las prótesis.

3. Los pterigoideos. Se usan en pacientes que han perdido varios dientes, es la colocación de una lámina cortical dura.

4. Implantes cigomáticos. Miden de 35 a 55 mm, son más largos que los implantes normales porque solo se usan en pacientes que no tienen ni la cantidad, ni la calidad de hueso maxilar suficiente para sostener los implantes estándar que miden hasta 18 mm. Son muy invasivos.

 

También te va a interesar: Kit de implantes dentales, todo lo que necesitas saber

 

¿Vale la pena el precio que puedes pagar por un implante?

Las respuestas a esta pregunta pueden ser muchas. Debes considerar que un implante con materiales de calidad y colocado con todo el profesionalismo y cuidado posibles es un sustituto permanente de los dientes y que son simples de cuidar.

El buen cuidado que le otorgues a tu implante puede ayudar a que esa pieza dure el resto de tu vida. Un puente bien cuidado, por ejemplo, puede durar hasta diez años. Visto de esa forma, la colocación de una prótesis resulta una gran inversión. Esperamos que estos consejos te ayuden a encontrar un tratamiento dental adecuado para ti.

¿Qué efectos tiene el tabaco sobre los implantes dentales?

Qué efectos tiene el tabaco sobre los implantes dentales

 

Para nadie es un secreto que el cigarrillo y todas las sustancias que éste carga son infinitamente perjudiciales para nuestra dentadura, pues son una de las principales causas del manchado dental, debilitación del esmalte protector, acumulación de placa bacteriana y deterioro de los tejidos blandos, entre muchos otros. Sin embargo, poco hemos escuchado respecto a los efectos que puede llegar a tener el tabaco sobre los implantes dentales.

 

 

Te puede interesar: Diferencias entre las prótesis y los implantes dentales

 

 

Por tal motivo, a continuación señalaremos las principales contraindicaciones que tiene este hábito sobre las piezas de pacientes con implantaciones dentales, o en aquellos que desean iniciar un tratamiento de implantes.

 

Desmejora la salud de la persona

Empecemos de lo macro a lo micro. Cuando hablamos de las enfermedades relacionadas con el tabaquismo, lo primero que nos viene a la mente es el cáncer de pulmón, las heridas en las vías respiratorias y la pérdida del rendimiento del sistema cardiovascular. Claro, muchos se preguntarán cómo puede afectar esto a los implantes dentales, y la respuesta es bastante sencilla, pues un tratamiento de implantología puede ser llevado a cabo únicamente en pacientes cuya salud se encuentra en un buen estado.

En otras palabras, podemos decir que si el paciente es un fumador activo la calidad de sus tejidos se verá sumamente comprometida, y ello reduce considerablemente las posibilidades de ser un candidato óptimo para recibir una nueva dentadura con implantes.

 

Afecta gravemente la cicatrización

Otro aspecto bastante común relacionado con el hábito del tabaquismo, es el deterioro de los glóbulos y las plaquetas en nuestra sangre, lo cual sugiere que eventualmente se pierda un elevado porcentaje de la capacidad de cicatrización.

Esto es particularmente perjudicial para aquellas personas ad portas de un tratamiento con implantes dentales, pues ello puede retrasar los periodos de recuperación tras cada etapa del proceso. Incluso, en casos particulares de pacientes cuyo hábito se remonta varios años atrás, es prácticamente imposible llevar a cabo dicho tratamiento de restauración dental a causa del riesgo de infecciones o hemorragias.

 

Promueve la aparición de infecciones

Teniendo en cuenta que la recuperación de las heridas e incisiones realizadas por el dentista durante el tratamiento puede verse perjudicada a causa de la pérdida de la capacidad de cicatrización, es muy común que un paciente dure con heridas abiertas durante extensos lapsos de tiempo. Además del dolor y la incomodidad que esto ha de causar, los componentes de un cigarrillo común pueden acumularse en dichas heridas y generar cúmulos de bacterias que, eventualmente, pueden evolucionar en una periimplantitis grave.

 

efectos tiene el tabaco sobre los implantes dentales

 

Complica la osteointegración

Además del tejido blando que rodea al implante, el hueso alveolar es el tejido más importante a la hora de llevar un implante dental, ya que es a éste que se fija dicho elemento, y de su calidad depende la duración y resistencia de la solución. Empero, para aquellos pacientes con hábitos perjudiciales, es fundamental tener en cuenta que el tejido óseo de ha debilitado y ello podrá tener complicaciones para el tratamiento de implantología. En este orden de ideas, el dentista debe estudiar el estado del hueso alveolar para determinar si este es apto o no para recibir los implantes dentales.

Cabe recordar que los implantes dentales son elementos artificiales que, por sí mismos, no tienden a deteriorarse del mismo modo que una pieza natural debido a los materiales utilizados para su fabricación. No obstante, el hábito del tabaquismo sí puede llegar a tener grandes repercusiones negativas en el entorno está fijado el implante (o donde se ha de fijar), por lo que los pacientes y candidatos a implantología deben eliminar por completo el cigarrillo de sus vidas.

De igual manera, si estás interesado en recibir más información relevante relacionada con el cuidado bucal, te invitamos a ponerte en contacto con un centro odontológico especializado capaz de estudiar tu caso, diagnosticar e iniciar un tratamiento para prevenir futuras complicaciones en tu sonrisa.

Kit de implantes dentales: Todo lo que necesitas saber

Kit de implantes dentales: Todo lo que necesitas saber

 

Tratándose de una disciplina tan precisa, es apenas obvio que la colocación de implantes dentales requiera de un extenso abanico de herramientas que hagan posible llevar a cabo un proceso adecuado y, asimismo, cómodo para el paciente.

Claro está que este tipo de utensilios representan una inversión considerable, pues se trata de diferentes sets de herramientas creadas cuidadosamente por expertos que piensan en los beneficios que puede recibir el dentista y su paciente, por lo que ello involucra diseños ergonómicos y materiales resistentes. Eso sí, cabe mencionar que únicamente los centros odontológicos del más alto nivel son aquellos que cuentan con la capacidad de adquirir dichos sets, garantizando tratamientos rápidos, efectivos y cómodos, además de resultados impecables.

 

Te puede interesar: Diferencias entre las prótesis y los implantes dentales

 

En este orden de ideas, a continuación presentaremos algunos de los kits de implantes dentales más reconocidos a nivel internacional:

Kit quirúrgico Seven

Un kit pensado especialmente para la comodidad del cirujano y, por ende, la realización de procesos más eficaces. Cuenta con una codificación por color, un manual de protocolos fácil de comprender y herramientas útiles para todo el proceso.

 

Kit quirúrgico M4

El Kit M4 cuenta con una presentación mucho más sobria, elegante y profesional, dividiendo sus herramientas a partir de marcas perceptibles únicamente para el especialista. Al igual que el Kit quirúrgico Seven, el Kit M4 ofrece distintas herramientas capaces de acompañar todo el procedimiento de implantación.

 

Kit Bone Compression

El Kit Bone Compression ha sido creado para realizar procesos que requieren un trabajo profundo en el tejido óseo del paciente. Esto es especialmente funcional para aquellos casos donde la elevación del seno o del área sinusal es fundamental para garantizar los resultados del procedimiento. Este set de herramientas reduce la necesidad del uso de martillos y demás que le generan molestias al paciente.

 

Kit Abrahami

La finalidad del Kit Abrahami yace en la posibilidad de simplificar el proceso de implantación. Sus herramientas permiten generar la distancia adecuada en la profundidad del hueso, paralelismo con otros implantes y la distancia adecuada entre otras piezas. Además, aunque se trata de un set de herramientas quirúrgicas, también son utilizadas para planeación de tratamientos.

 

Kit de herramientas prostéticas

Un sencillo kit de herramientas que incluye los elementos necesarios para la implantación dental tradicional y cada uno de sus etapas. Sin embargo, es natural que en algunos casos necesite el apoyo de otras herramientas adicionales.

 

Kit de planeación prostética

A partir de pequeños pilares fijos con cemento especial, los especialistas pueden estudiar el caso del paciente y evaluar las mejores alternativas a utilizar (topes, tamaños, diámetros y formas), de modo que los resultados sean duraderos, cómodos y precisos.

Por su parte – y además de las herramientas -, también podemos encontrar kits que incluyen diferentes modelos de implantes dentales, con los cuales es posible realizar todo tipo de tratamiento de implantación dental. La diferencia de este tipo de elementos varía según las necesidades puntuales del paciente, por lo que explicaremos los más destacados:

 

  • Implantes dentales V3: Diseño triangular que permite la generación de más tejido blando sobre el tope del implante, garantizando una imagen natural.
  • Implantes dentales C1: Diseño tradicional.
  • Implantes dentales Seven: Diseño con microanillos y hendiduras que garantizan la estabilidad y el éxito temprano del implante dental.
  • Implantes dentales M4: Diseños versátiles que agrupan las mejores características de otros modelos, con el fin de ser altamente funcionales en distintos casos médicos.
  • Implantes dentales Uno: El diseño en punta de este modelo le da cualidades autoperforantes al implante, optimizando el procedimiento de colocación.

 

Implantes dentales Link: Elementos que permiten evitar la etapa de fresado en el tejido óseo, por lo que son altamente recomendados en pacientes que cuentan con un soporte delicado.

 

Diferencias entre las prótesis y los implantes dentales

Diferencias entre las prótesis y los implantes dentales

La pérdida de uno o varios dientes puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza – literalmente -, pues está claro que además de causar una notable desmejora en la apariencia del paciente, también dificultará las funciones fonéticas y digestivas. Pero no podemos dejar de lado las afecciones colaterales que la falta de un diente puede llegar a desembocar como la reabsorción ósea, el desplazamiento dental y las infecciones periodontales, entre otras.

 

Te puede interesar: ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un implante dental?

 

Teniendo esto en cuenta, los expertos han trabajado incansablemente para generar diferentes soluciones que se acomoden a las necesidades y los perfiles de cada paciente, con lo que se ha obtenido una gran gama de implantes dentales y prótesis, las cuales cumplen papeles diferentes. Para comprender de qué se trata cada una, te invitamos a seguir leyendo:

 

¿Qué son las prótesis dentales?

Cuando hablamos de prótesis dentales, nos referimos a elementos artificiales que cumplen la función estética de suplir un diente que ha sido extraído o perdido. Sus variados métodos de sujeción permiten (en algunos casos) la recuperación de funciones como masticar y hablar correctamente, pero no previenen las afecciones físicas anteriormente mencionadas, ya que no se encuentran incrustados a los tejidos del maxilar. Es decir, estos elementos pueden ser retirados para descansar o para llevar a cabo su limpieza.

 

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales, al igual que las prótesis, son elementos artificiales que se utilizan para restaurar las funciones de la mordida y la estética en la sonrisa. No obstante, al tratarse de piezas que se incrustan en el tejido óseo-maxilar, previenen las secuelas causadas por la pérdida de una pieza dental.

 

Diferencias entre prótesis e implantes dentales

Pues bien, aunque ambas alternativas parecen tener un mismo fin, se puede decir que existe una gran diferencia entre cada tipo de solución, por lo que es importante que, si estás interesado en iniciar tu tratamiento de restauración dental, los conozcas.

 

  1. Método de colocación

La primera diferencia que cabe ser resaltada entre los implantes dentales y la prótesis es su método de fijación, pues mientras que las protesis se ponen de manera superficial sobre todos los tejidos (lo cual les permite ser removidos a discreción del paciente), los implantes se insertan de manera quirúrgica en el hueso maxilar con la ayuda de equipos especializados, lo cual evita que los implantes se desplacen o puedan ser extraídos por manos inexpertas.

 

  1. Resistencia

Por su lado, las prótesis son una alternativa resistente que pueden llegar a durar varios años si son bien cuidadas, pero no son muy fuertes ante la presión, la corrosión o cualquier golpe, por lo que su cuidado es la clave, teniendo una vida útil entre 10 y 20 años. En cambio, por el lado de los implantes dentales, la resistencia es uno de los aspectos que más destacan los especialistas, ya que además de ser fabricados en materiales resistentes como zirconio o titanio, la corona es de cerámica. Ello garantiza resistencia ante sustancias abrasivas y la presión, pero no debe ser olvidado el cuidado obvio que hay que tener, pues su vida útil puede extenderse entre 25 años o para toda la vida.

 

  1. Desplazamiento

Como lo veníamos explicando, los implantes dentales están sujetos al soporte óseo-maxilar, lo cual evita que haya cualquier tipo de desplazamiento de la pieza o cualquier diente contiguo en la arcada. Por otra parte, las prótesis no previenen el desplazamiento al tratarse de elementos que no están sujetos a nada y que, incluso, ellos mismos son víctimas del desplazamiento en casos de movimiento brusco o fricción.

 

  1. Absorción ósea

Lastimosamente las prótesis no previenen la reabsorción ósea, ya que no cuentan con un soporte sujeto al hueso maxilar, mientras que los implantes dentales (al estar fijos al hueso) son la solución ideal para prevenir la debilitación del tejido óseo, así como su retracción.

 

  1. Estética

En materia estética, aunque ambos ofrecen resultados bastante sutiles, al no contar con un soporte las prótesis pueden llegar a presentar espacios entre el tejido blando y ellas. Los implantes dentales, sin embargo, pueden hacerse pasar por dientes naturales gracias a que se trata de elementos individuales con un soporte propio, sin mencionar que cada corona está fabricada según las características de los dientes contiguos del paciente para evitar cualquier discrepancia, garantizando una sonrisa completamente normal.

¿Qué tipos de implantes dentales existen?

¿Qué tipos de implantes dentales existen?

Como lo hemos expuesto en casos anteriores, los implantes dentales se han convertido en una alternativa muy viable en materia de restauración dental, ya que no solo son ideales para recuperar la estética y la funcionalidad de la mordida, sino que también previene complicaciones causadas por la pérdida de una pieza dental, como el desplazamiento de los dientes o la perdida ósea, entre otras.

 

Te puede interesar: Mitos y verdades sobre los implantes dentales

 

Como es bien sabido, cuando se habla de implantes dentales se está haciendo énfasis en una pieza artificial que es colocada de manera quirúrgica sobre el soporte óseo del paciente y que, al cabo de un tiempo, retribuye las cualidades originales de su dentadura. Sin embargo, actualmente nos encontramos con diferentes de implantes dentales que varían según su forma, método de incrustación, material y función según las características del paciente.

Si estás interesado en iniciar un tratamiento con implantes dentales en Bogotá, o cualquier otra ciudad, te invitamos a seguir leyendo y conocer a fondo los diferentes tipos de implantes dentales:

 

Según su forma

Implantes dentales cónicos

Conocemos como implantes dentales cónicos a aquellos cuya base tiene forma de cono, incrementando su grosor gradualmente en dirección a la corona. Los implantes dentales cónicos son la alternativa más utilizada por especialistas cuando la extracción o pérdida del diente es muy reciente, especialmente en huesos tipo 4 (poco densos) gracias a la adherencia que su forma permite con la base.

 

Implantes dentales cilíndricos

Por otro lado, los implantes dentales cilíndricos – a diferencia de los implantes cónicos – presentan un grosor uniforme. Este tipo de implante es utilizado en mayor medida gracias a su capacidad para adherirse a huesos de tipo 1, 2 y 3.

También existen implantes dentales escalonados, ovoides, microimplantes dentales e implantes cigomáticos.

 

Según su método de incrustación

 

Implantes dentales endostiales

Actualmente los implantes dentales son reputados como la mejor alternativa para la incrustación de implantes, por lo que es la manera “tradicional” de hacerlo. Este tipo de colocación consiste en los siguientes pasos:

  • Apertura del tejido blando y realización del espacio sobre el maxilar con equipos especializados.
  • Fijación del implante dental y sutura del tejido blando.
  • Segunda apertura del tejido blando luego de la osteointegración del implante para colocar pilares.
  • Colocación de coronas.

 

Implantes dentales superiostiales

Los implantes dentales superiostiales son una alternativa en la cual se fijan los implantes entre el tejido óseo y el tejido blando sin necesidad de realizar apertura del hueso con tornos. Es decir, el implante está sujeto al tejido blando y soportado por el hueso maxilar, y es una solución odontológica que es obtenida en una sola cita, a diferencia de los implantes endostiales.

 

Según su material de fabricación

Implantes dentales de titanio

Los implantes de titanio son los más utilizados en la actualidad, ya que se trata de un material altamente biocompatible que no genera reacciones inmunitarias negativas. Además, gracias a sus cualidades físicas, el titanio es fácilmente moldeable, resistente y muy ligero, lo cual lo convierte en un excelente método de restauración dental.

Por último, los implantes dentales de titanio se integran al organismo mediante el proceso de osteointegración, el cual consiste en la regeneración mecánica del hueso entre las hendiduras del implante, hasta causar un soporte fijo.

 

Implantes dentales de zirconio

Por su parte, los implantes de zirconio son una opción mucho más estética pues, a diferencia de los implantes de titanio, su color es semejante al de una pieza dental original, evitando que se pueda dar pista de la artificialidad del implante.

También se trata de un material cerámico muy resistente, capaz de soportar la corrosión y la presión, por lo que suele ser una excelente alternativa para pacientes que deben llevar el implante durante muchos años.

El método de integración de los implantes dentales de zirconio es la biointegración, la cual funciona de manera química y no mecánica como la osteointegración, generando capas químicas entre el implante y el hueso, cuyo resultado es más ágil e igualmente resistente.

¿Cuándo son necesarios los implantes dentales?

implantes dentales en bogota

Como es bien sabido, los implantes dentales funcionan como reemplazos de dientes que han sido extraídas o perdidos, los cuales son fijadas quirúrgicamente sobre el soporte óseo del maxilar, retribuyendo las cualidades funcionales y estéticas.

En este orden de ideas, pues, parece apenas obvio que los implantes dentales resultan necesarios siempre que el candidato carece de uno o varios dientes. Esta alternativa debe ser aplicada únicamente en situaciones puntuales, las cuales describiremos a continuación:

Traumas

Una de las causas principales por las cuales los pacientes se ven en la necesidad de un tratamiento de implantología, es causado por fuertes golpes durante actividades deportivas o accidentes.

Teniendo en cuenta que la estructura dental es tan frágil, es fundamental llevar a cabo un examen previo donde se verifique el estado de los tejidos circundantes y corroborar la viabilidad del implante dental pues, si las condiciones no son óptimas, el paciente deberá acudir a otra alternativa prostética.

Enfermedades periodontales

Cuando hablamos de enfermedades periodontales, traemos a colación cualquier tipo de afección que desmejora la salud y resistencia de los dientes, haciendo que el tejido pierda su vitalidad, resistencia y estética, así como su soporte.

En la mayoría de los casos, estos dientes afectados por enfermedades tienden a caerse por sí solos, pero antes de proceder con la colocación de implantes dentales, el odontólogo tendrá que examinar las condiciones de la zona y optimizarla para evitar una posterior periimplantitis.

Bruxismo

El bruxismo es un hábito inconsciente y negativo de ejercer presión o rechinar los dientes entre sí, lo cual genera un evidente desgaste con el paso del tiempo.

Los pacientes que sufren de bruxismo, entre otras afecciones, presentan dientes fisurados o quebrados, así como irregularidades en los bordes incisales. Estas consecuencias promueven la acumulación de caries que, eventualmente, terminan de destruir el diente, causando su caída o la necesidad de extraerlo.

Gingivitis

La gingivitis, consiste en la inflamación de los tejidos blandos que circundan al diente. Dicha inflamación es causada por heridas, infecciones y malos hábitos de higiene que, de no ser tratada a tiempo, puede llegar a causar la pérdida del soporte de los dientes, resultando así en su pérdida.

Aunque es fundamental que los implantes dentales cuenten con un soporte resistente, la innovación tecnológica ha permitido realizar regeneraciones aún cuando no hay suficiente hueso. No obstante, el caso debe ser estudiado cuidadosamente.

Extracción asistida

En algunos casos, cuando las condiciones del diente no son óptimas, o bien, cuando éste afecta al resto de la estructura dentomaxilofacial, los odontólogos optan por retirar una o varias piezas. Sin embargo, a veces es necesaria la restauración de la pieza para frenar el desplazamiento dental o la reabsorción ósea, por lo que el implantólogo fija los implantes dentales necesarios.

Adicionalmente, cabe recordar que los implantes dentales están recomendados para pacientes que presentan diastemas (espacios entre dientes) difíciles de solucionar, aquellos con un soporte óseo adecuado y resistente, quienes no han logrado adaptarse al uso de prótesis removibles, pacientes que no desean tallar dientes para prótesis fijas o quienes tienen dientes subyacentes en perfecto estado físico y estético.

 

Te puede interesar: ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un implante dental?

¿Qué riesgo tienen los implantes dentales?

¿Qué riesgo tienen los implantes dentales?

La colocación de los implantes dentales se realiza a partir de un procedimiento quirúrgico que, a pesar del profesionalismo y experiencia del implantólogo, puede conllevar riesgos para el paciente.

Gracias a los avances tecnológicos y a los nuevos materiales usados para la fabricación de los implantes dentales, se ha minimizado el riesgo tras la intervención, convirtiéndolo en uno de los procedimientos más fiables dentro de la odontología. Sin embargo, hay situaciones que pueden llegar a afectar la recuperación, riesgos que deben ser tratados inmediatamente para evitar complicaciones mayores.

Con el fin de mantener a nuestros lectores al tanto de las posibles consecuencias tras la realización del procedimiento de implantación dental, hemos creado este artículo describiendo los riesgos que pueden presentarse después o durante la intervención. Cabe mencionar que la mayoría de ellos dependen de los cuidados post operatorios, es decir que van ligados a los cuidados que tengas en casa.

Los riesgos más comunes relacionados con los implantes dentales son:

  • Infecciones: Son las complicaciones más comunes tras la colocación de un implante dental, estas se generan por fallas en la higiene bucal, especialmente en la zona intervenida. Cuando la poca higiene se vuelve común, hay una acumulación de placa bacteriana sobre la zona del implante haciendo que se afecten los tejidos circundantes y pueda presentarse una pérdida ósea.
  • Rechazo a los implantes: Hay organismos que presentan rechazo ante la presencia de un cuerpo extraño, haciendo que el mismo organismo luche contra él y se defienda. En este caso es absolutamente necesario acudir al especialista para que se encargue de retirar el implante, encuentre las causas de la afección y dé un tratamiento al mismo. Muchas de las causas que pueden originar el rechazo derivan de la calidad del implante o de las condiciones médicas del paciente.
  • Disminución ósea: Puede darse que la densidad ósea del paciente sea baja y débil, esto obliga a que se realicen exámenes con el fin de garantizar la calidad del hueso para determinar si este soportará, o no, el implante.
  • Fractura de los implantes: La rotura de un implante es algo común a raíz de la constante aparición de nuevos materiales, estos pueden afectar la calidad de los mismos, llevando a que se doblen y fracturen. En caso tal, debe hacerse una extracción y sustitución inmediata de la pieza.

A pesar de que la mayoría de los riesgos presentes se producen a partir de la calidad de los implantes dentales o de los factores de salud del paciente, hay situaciones en las que los cuidados post operarios alcanzan a afectar la intervención. El consumo de tabaco, las comidas irritantes y la aplicación de fuerzas sobre el área tratada puede acarrear contraindicaciones en el tejido blando o en el hueso.

Además, hay medicamentos usados durante la quimioterapia o artritis que interfieren en la reconstrucción ósea, estos efectos traen complicaciones para la integración del implante.

Es recomendable que antes de iniciar con el tratamiento hables con tu odontólogo de confianza, así el estará enterado sobre tu historial clínico y tendrá las consideraciones necesarias durante el procedimiento, minimizando los riesgos o informándote, a tiempo, acerca de las posibles complicaciones.

Si quieres conversar con profesionales especializados, no dudes en contactarnos, tu sonrisa y tu salud estará en las mejores manos.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un implante dental?

tiempo se tarda en hacer un implante dental

Los implantes dentales son piezas muy comunes, usadas para mejorar la apariencia de la sonrisa de quienes han sufrido una pérdida dental, ya sea por la edad o por algún tipo de accidente.

Existen diferentes tipos de implantes dentales, según su diseño y los materiales de los que han sido fabricados, así que durante su fabricación se debe tener en cuenta las dimensiones de la superficie y la biocompatibilidad del material, pues a mayor superficie aumenta la probabilidad de tener una osteointegración exitosa, aquel proceso en el que el implante y el hueso se ajustan adecuadamente. Por otro lado, si el material es compatible no habrá una reacción repelente de parte del hueso o tejido blando del paciente.

Tratamiento para el recubrimiento de los implantes dentales

Usualmente, al fabricar un implante dental se hace uso de diferentes materiales, uno para la parte interna y otro para recubrir la superficie, este último es el biomaterial compatible con el organismo humano.

El centro de la pieza suele ser de titanio, o de alguna aleación a partir de este material, mientras que el recubrimiento tiende a ser de metal, cerámica o algún polímeros. A continuación te compartimos algunas de las características que tienen estos recubrimientos:

  • Recubrimiento metálico:

Las diferentes propiedades que tiene el titanio, tanto físicas como químicas, le han llevado a convertirse en el material ideal a usar en la fabricación de todo tipo de implantes, pues en diferentes investigaciones se ha demostrado que sus capacidades biomecánicas, además de ser propicias para usarse en el organismo, favorecen al proceso de diseño y fabricación, permitiendo que se creen formas y estructuras que fomentan la integración entre el implante y el hueso.

  • Recubrimiento de porcelana y cerámica:

El uso de materiales sintéticos, como la cerámica y la porcelana, se ha convertido en una excelente opción para corregir defectos óseos, pues las capacidades de su superficie facilitan el proceso de osteointegración, además de mejorar la resistencia mecánica. Sin embargo, a pesar de que sea adecuado usar estos materiales para recubrir los implantes, estos tienen una baja resistencia a la tracción, así que no se puede ejercer mucha fuerza sobre ellos.

  • Recubrimiento polimérico:

Desde hace tiempo se ha venido haciendo uso de resinas y composites para la fabricación de implantes dentales, sin embargo, estos no ha sido del todo exitosos a pesar de servir en diferentes procesos de regeneración ósea. En la actualidad se ha hecho uso de PTFE (teflón) y EPTFE (teflón expandido), incluso de teflón reforzado con titanio, gracias a las propiedades regenerativas que tiene.

  • Recubrimiento con otros materiales:

Hoy día se hace uso de carbono vítreo para fabricar implantes dentales ya que es un material de alta biocompatibilidad al provocar un bajo índice de respuesta en el hueso y tejido blando del paciente. Cuenta con tal nivel de elasticidad, que ha llegado a considerarse equivalente al que contiene la dentina y el hueso, lo cual transmite las tensiones de manera precisa.

Debido a que el carbono no soporta fuerzas de tracción exageradas, la forma del implante debe ser precisa y con una gran superficie para evitar rupturas.

 

Gracias a la ciencia y a la tecnología se ha podido encontrar materiales de alta calidad para la fabricación de implantes y otros utensilios necesarios a la hora de regenerar tejidos y estructuras del cuerpo humano. Ahora bien, al hablar de piezas indispensables para resolver inconvenientes odontológicos, se debe tener en cuenta la capacidad física, compatibilidad biológica y el factor estético del material para que brinde resultados asombrosos a tu sonrisa.

Si quieres obtener más información acerca de los implantes dentales en Bogotá, no dudes en contactarnos, con gusto escucharemos y atenderemos todas tus inquietudes.