¿Cuándo son necesarios los implantes dentales?

¿Cuándo son necesarios los implantes dentales?
necesarios los implantes dentales

Como es bien sabido, los implantes dentales funcionan como reemplazos de dientes que han sido extraídas o perdidos, los cuales son fijadas quirúrgicamente sobre el soporte óseo del maxilar, retribuyendo las cualidades funcionales y estéticas.

En este orden de ideas, pues, parece apenas obvio que los implantes dentales resultan necesarios siempre que el candidato carece de uno o varios dientes. Esta alternativa debe ser aplicada únicamente en situaciones puntuales, las cuales describiremos a continuación:

Traumas

Una de las causas principales por las cuales los pacientes se ven en la necesidad de un tratamiento de implantología, es causado por fuertes golpes durante actividades deportivas o accidentes.

Teniendo en cuenta que la estructura dental es tan frágil, es fundamental llevar a cabo un examen previo donde se verifique el estado de los tejidos circundantes y corroborar la viabilidad del implante dental pues, si las condiciones no son óptimas, el paciente deberá acudir a otra alternativa prostética.

Enfermedades periodontales

Cuando hablamos de enfermedades periodontales, traemos a colación cualquier tipo de afección que desmejora la salud y resistencia de los dientes, haciendo que el tejido pierda su vitalidad, resistencia y estética, así como su soporte.

En la mayoría de los casos, estos dientes afectados por enfermedades tienden a caerse por sí solos, pero antes de proceder con la colocación de implantes dentales, el odontólogo tendrá que examinar las condiciones de la zona y optimizarla para evitar una posterior periimplantitis.

Bruxismo

El bruxismo es un hábito inconsciente y negativo de ejercer presión o rechinar los dientes entre sí, lo cual genera un evidente desgaste con el paso del tiempo.

Los pacientes que sufren de bruxismo, entre otras afecciones, presentan dientes fisurados o quebrados, así como irregularidades en los bordes incisales. Estas consecuencias promueven la acumulación de caries que, eventualmente, terminan de destruir el diente, causando su caída o la necesidad de extraerlo.

Gingivitis

La gingivitis, consiste en la inflamación de los tejidos blandos que circundan al diente. Dicha inflamación es causada por heridas, infecciones y malos hábitos de higiene que, de no ser tratada a tiempo, puede llegar a causar la pérdida del soporte de los dientes, resultando así en su pérdida.

Aunque es fundamental que los implantes dentales cuenten con un soporte resistente, la innovación tecnológica ha permitido realizar regeneraciones aún cuando no hay suficiente hueso. No obstante, el caso debe ser estudiado cuidadosamente.

Extracción asistida

En algunos casos, cuando las condiciones del diente no son óptimas, o bien, cuando éste afecta al resto de la estructura dentomaxilofacial, los odontólogos optan por retirar una o varias piezas. Sin embargo, a veces es necesaria la restauración de la pieza para frenar el desplazamiento dental o la reabsorción ósea, por lo que el implantólogo fija los implantes dentales necesarios.

Adicionalmente, cabe recordar que los implantes dentales están recomendados para pacientes que presentan diastemas (espacios entre dientes) difíciles de solucionar, aquellos con un soporte óseo adecuado y resistente, quienes no han logrado adaptarse al uso de prótesis removibles, pacientes que no desean tallar dientes para prótesis fijas o quienes tienen dientes subyacentes en perfecto estado físico y estético.

 

Te puede interesar: ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un implante dental?