¿Cada cuánto tiempo debo ir a pasar la revisión en el dentista?

¿Cada cuánto tiempo debo ir a pasar la revisión en el dentista?

¿Cada cuánto tiempo debo ir a pasar la revisión en el dentista?

 

La revisión en el dentista es la mejor medicina preventiva para nuestra salud bucal pues la mayoría de las personas acuden al odontólogo cuando han comenzado a sentir algún malestar que afecta la actividad cotidiana, sin embargo, esto no debe ser así.

Razones para ir al dentista

Existen diversos padecimientos que afectan a los dientes y las causas más comunes en las consultas dentales son las siguientes:

Caries. La producción de caries es el factor más constante en las consultas dentales, esto se debe a que la boca es un lugar donde se aloja mucha bacteria, éstas se alimentan del resto de alimentos que se encuentran en la dentadura y comienzan a generar un proceso infeccioso que ataca a los dientes.

Las bacterias comienzan a perforar la dentadura y de no detectarse a tiempo, pueden avanzar hasta dañar al nervio dental.

Sarro. La formación de sarro también es motivo común para visitar al dentista, los restos de comida y otros residuos que se mezclan con diversos minerales que contiene la saliva para ir formando una de pasta dura de color amarillo que se va impregnando en la dentadura.

También te va a interesar: “Odontología sin dolor, sin estrés – sin que te cueste más”

El problema del sarro es que afecta al soporte del diente con la encía al destruir los tejidos que le dan fijación, si no se elimina esta placa es muy probable que se pierdan piezas dentales.

Gingivitis. Es la irritación e inflamación de las encías, de no tratarla oportunamente, puede derivar en el desprendimiento de dientes. Generalmente es la consecuencia de no haber tratado a tiempo el problema de sarro, no se debe subestimar este padecimiento.

 

¿Con qué frecuencia debemos ir al dentista?

 

Fracturas. La rotura de dientes es una causa muy frecuente aunque su causa puede ser múltiple, normalmente se debe a accidentes al morder objetos muy duros, por desgaste en dientes debido a defectos en la mordida o malos hábitos (cómo morder lápices o plumas), rechinido de dientes durante el sueño o padecimientos propios de la edad.

Existen más padecimientos que no son tan frecuentes como los anteriores, sin embargo, el punto resulta en que es menos costoso y doloroso acudir a citas preventivas con el dentista a fin de prevenir o mitigar esos malestares bucales, lo que nos lleva a la siguiente pregunta.

¿Con qué frecuencia debemos ir al dentista?

La referencia médica más próxima la encontramos en la recomendación que hace el “National Health Service en Inglaterra, donde se señala que en promedio, una persona sana debe ir a revisión dental por lo menos una vez al año.

Por supuesto que existen lugares donde algunas enfermedades bucales son valoradas como un problema de salud pública. En consecuencia, las recomendaciones para ir a revisión dental en esos lugares son de dos o tres veces al año.

Si la persona presenta algún problema o condición que la haga vulnerable a ciertas enfermedades bucales, entonces la frecuencia de sus revisiones debe ser controlada. El profesional de la odontología dará seguimiento particular a estas personas programando su régimen de visitas.

Qué beneficios tienen las revisiones dentales preventivas

El principal beneficio es prevenir o detectar a tiempo enfermedades de dientes o encías, se evitará que una caries siga avanzando, que el sarro se convierta en gingivitis o que perdamos piezas dentales de manera innecesaria.

El dentista realizará procedimientos preventivos como exploración de dientes y encías, limpieza, pulido y aplicación de flúor. Las revisiones preventivas generalmente no son tardadas ni dolorosas e, incluso, se puede instruir al paciente sobre la mejor técnica de cepillado y uso de hilo dental.

Como vemos, es importante y necesario acudir a revisiones preventivas, lo que asegura un buen nivel de calidad de vida y sobre todo, una sonrisa sana.