Las 7 fases de la ortodoncia

CONOCE PORQUÉ CON EL PASO DE LOS AÑOS AUMENTAN LOS CUIDADOS QUE DEBEMOS TENER

A lo largo de nuestra vida la salud dental, indudablemente, es considerada como un aspecto de suma importancia, no obstante ésta adquiere una relevancia significativamente mayor después de los 60 años, pues se convierte en un factor decisivo para la calidad de vida durante nuestra vejez, ya que es alrededor de esta edad que diferentes afectaciones típicas de la edad empiezan a evidenciarse y causan0 daños en el organismo de la persona.

Los deterioros en el sistema óseo, cardíaco y nervioso, son algunas de las condiciones que pueden perjudicar el estado de nuestra salud dental. Aunque algunas personas tienden a considerarlo “natural” por la llegada de los años, los expertos recomiendan prevenir las consecuencias causadas por el descuido.

ENTRADA RELACIONADA: Implantes dentales en personas mayores

Cuando alcanzamos los 60 años, pues, nuestro cuerpo se vuelven aún más vulnerables a sufrir patologías y lesiones bucodentales, como por ejemplo:

Aumenta la sensibilidad dental

Entre los productos del envejecimiento, naturalmente, la raíz de los dientes empieza a verse cada vez más expuesta, pues el tejido gingival y el hueso de soporte se retraen gradualmente. Ello resulta en un aumento en la sensibilidad considerable ante alimentos y bebidas calientes o frías.

Mayor posibilidad de desarrollar caries

Con el paso de los años los ácidos causados por la placa bacteriana acumulada resulta en el desgaste dental, incrementando las posibilidades de sufrir de caries. Sin embargo ello puede ser reducido sustancialmente mediante una higiene profunda y asistiendo a los controles odontológicos regularmente.

Pérdida de piezas dentales

Se estima que alrededor del 20% de los adultos mayores pierden, por lo menos, la tercera parte de su dentadura por diferentes razones. Ello tiene afectaciones no solo estéticas, sino digestivas, fonéticas y de salud. Sin embargo el problema no radica en la pérdida de un diente, sino en no sustituirlo. Actualmente existen soluciones modernas y elegantes como los implantes dentales, o unas un poco más comunes como las prótesis.

Cicatrización lenta

Entre las demás consecuencias del tiempo, el proceso de cicatrización se vuelve un poco demorado, y ello sugiere que cualquier herida que se sufra dentro de la boca puede tardar más tiempo en recuperarse. Si la persona se ve en esta situación, se recomiendan enjagues constantes que eviten infecciones que perjudiquen su salud dental.

Vulnerabilidad en los dientes

En vista de la debilitación de los tejidos, los dientes son unas de las partes del cuerpo más propensas a quebrarse. Se recomienda tener cuidado especial durante la masticación para evitar traumatismos o daños sobre las piezas dentales.

Aparición de más enfermedades periodontales

El sangrado, la inflamación y la aparición de ampollas son señales de encías descuidadas, y es recomendable mantener un control constante de ellas, pues a partir de los 40 años estas afectaciones pueden resultar en daños aún mayores. La halitosis y los sabores en boca funcionan como aviso para que el paciente detecte su padecimiento a tiempo y evite complicaciones futuras.

Reducción en la salivación

Cuando alcanzamos los 60 años, nuestro cuerpo deja de producir la misma cantidad de saliva que normalmente producía, y ello resulta en una resequedad bucal, causando posibles daños en la salud dental. Dicha resequedad puede ser el detonante a la generación de caries y enfermedades periodontales, así como complicaciones al eliminar residuos de comida en la boca.

Afectaciones por consumir medicamentos

Normalmente un adulto mayor que se preocupa por su salud, tiende a consumir una gran variedad de medicamentos prescritos para resolver diferentes complicaciones de salud. Sin embargo, la consunción constante de estos medicamentos puede perturbar el ambiente normal de la boca, oscureciendo el color de los dientes, causando resequedad, promoviendo la aparición de llagas o de sangrados anormales, así como modificando el sentido del gusto.

 

ENTRADA RELACIONADA: Osteoporosis e implantes dentales

 

Además de lo anterior, los problemas como una higiene mediocre, la aparición de las enfermedades cardíacas y la osteoporosis, al igual que las afectaciones mentales (como la pérdida de la memoria), son factores que pueden contribuir a la generación de infecciones, daños o patologías dentales. Por tal motivo es recomendable constante acompañamiento profesional y familiar para verificar el estado de la salud dental, así mismo también es bueno corregir hábitos perjudiciales para la boca (tabaco y alimentos irritantes), y mantener una higiene adecuada de prótesis, implantes y dientes naturales.

Si estás interesado en conocer más cuidados para garantizar una salud dental por muchos más años, puedes ponerte en contacto con la Clínica Odontológica 14-85 Dental Spa, donde los mejores especialistas trabajarán para ayudarte con consultas, tratamientos y controles de calidad.

tratamientos dentales

CONTÁCTANOS