Tipos de blanqueamiento dental

Tipos de blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos más utilizados en la odontología estética, ya que se encarga de aclarar el diente, así como también se utiliza para eliminar manchas superficiales que desmejoran la sonrisa. No obstante, para sorpresa de muchos, existen diferentes tipos de blanqueamiento dental, los cuales se utilizan según las necesidades, el perfil y la preferencia del paciente. Así que, para no darle más vueltas al asunto, conozcamos los diferentes tipos de blanqueamiento dental.

 

Blanqueamiento dental en clínica

Tal vez la alternativa más atractiva, consiste en el estudio de nuestros dientes en un centro especializado, donde evalúan las características de las capas dentales y estipulan un plan de trabajo. Por lo general, este tipo de blanqueamientos tiende a necesitar retoques al cabo de un año, ya que es considerado lo más saludable para el diente.

El blanqueamiento dental especializado e se lleva a cabo únicamente en centros avalados, de modo que es recomendable siempre verificar cuán confiable es la clínica donde te someterás al tratamiento.

Normalmente, el proceso inicia con el aislamiento de los tejidos con el fin de evitar perjudicar encías, mejillas, labios y lengua. Luego se aplica gel blanqueador sobre los dientes y se expone a una luz fría (láser o LED) cuyo objetivo es activar las propiedades del gel y permitir el acceso de partículas de oxígeno a las capas principales del diente, retirando cualquier rastro de oscurecimiento o manchado.

Este tratamiento tiende a durar entre 10 a 20 minutos y una hora, de modo que es llevado de una a tres sesiones, excepto en aquellos casos donde el caso es demasiado grave.

 

Blanqueamiento dental casero

Una alternativa un poco más económica consiste en la adquisición de pastas de dientes blanqueadoras, geles especiales y férulas. Este tratamiento se trata de llevar una rutina cuidadosa de cepillado con la pasta de dientes, y el uso de las férulas recubiertas del gel blanqueador para promover la eliminación de manchas y blanquear los dientes periódicamente.

Claro está que se trata de un procedimiento que requiere del compromiso del paciente, pues los resultados pueden aparecer luego de tres meses.

 

Blanqueamiento dental mixto

Cuando se trata de dentaduras demasiado amarillas, los especialistas recomiendan un blanqueamiento dental mixto, en el cual se implementan los mejores elementos tanto del blanqueamiento en clínica como del casero.

Es decir, además del blanqueamiento obtenido a través de la activación de las propiedades del gel blanqueador expuesto a la luz fría en la clínica, el paciente tendrá que hacer uso de férulas con gel blanqueador durante su cotidianidad. Este es un tratamiento intensivo, de modo que no se pueden pasar por alto las indicaciones del odontólogo.

 

Blanqueamiento dental interno

Este tipo de blanqueamiento dental es aplicado especialmente para aquellas personas que se han sometido a una endodoncia anteriormente, ya que en algunos casos la falta de vitalidad del diente puede causar necrosis y, lógicamente, oscurecimiento en toda la pieza.

Para llevar a cabo un blanqueamiento dental interno, es necesario hacer una pequeña cavidad en la superficie del diente, por donde se introduce un material especial que blanquea el diente gradualmente. Sin embargo, este es un tratamiento que requiere cierto tiempo, por lo que es necesario asistir a varias sesiones.

 

Te puede interesar: ¿Cómo quitar la sensibilidad después de un blanqueamiento dental?

 

En cualquier caso, la clave de un blanqueamiento dental está en el cuidado que le da el paciente, por lo que se recomienda dejar de fumar, consumir bebidas carbonatadas y oscuras (vino, té negro, café, etc.), así como reducir alimentos con elevado contenido colorante, como la remolacha y las golosinas.