¿Qué tipos de implantes dentales existen?

¿Qué tipos de implantes dentales existen?
¿Qué tipos de implantes dentales existen?

Como lo hemos expuesto en casos anteriores, los implantes dentales se han convertido en una alternativa muy viable en materia de restauración dental, ya que no solo son ideales para recuperar la estética y la funcionalidad de la mordida, sino que también previene complicaciones causadas por la pérdida de una pieza dental, como el desplazamiento de los dientes o la perdida ósea, entre otras.

 

Te puede interesar: Mitos y verdades sobre los implantes dentales

 

Como es bien sabido, cuando se habla de implantes dentales se está haciendo énfasis en una pieza artificial que es colocada de manera quirúrgica sobre el soporte óseo del paciente y que, al cabo de un tiempo, retribuye las cualidades originales de su dentadura. Sin embargo, actualmente nos encontramos con diferentes de implantes dentales que varían según su forma, método de incrustación, material y función según las características del paciente.

Si estás interesado en iniciar un tratamiento con implantes dentales en Bogotá, o cualquier otra ciudad, te invitamos a seguir leyendo y conocer a fondo los diferentes tipos de implantes dentales:

 

Según su forma

Implantes dentales cónicos

Conocemos como implantes dentales cónicos a aquellos cuya base tiene forma de cono, incrementando su grosor gradualmente en dirección a la corona. Los implantes dentales cónicos son la alternativa más utilizada por especialistas cuando la extracción o pérdida del diente es muy reciente, especialmente en huesos tipo 4 (poco densos) gracias a la adherencia que su forma permite con la base.

 

Implantes dentales cilíndricos

Por otro lado, los implantes dentales cilíndricos – a diferencia de los implantes cónicos – presentan un grosor uniforme. Este tipo de implante es utilizado en mayor medida gracias a su capacidad para adherirse a huesos de tipo 1, 2 y 3.

También existen implantes dentales escalonados, ovoides, microimplantes dentales e implantes cigomáticos.

 

Según su método de incrustación

 

Implantes dentales endostiales

Actualmente los implantes dentales son reputados como la mejor alternativa para la incrustación de implantes, por lo que es la manera “tradicional” de hacerlo. Este tipo de colocación consiste en los siguientes pasos:

  • Apertura del tejido blando y realización del espacio sobre el maxilar con equipos especializados.
  • Fijación del implante dental y sutura del tejido blando.
  • Segunda apertura del tejido blando luego de la osteointegración del implante para colocar pilares.
  • Colocación de coronas.

 

Implantes dentales superiostiales

Los implantes dentales superiostiales son una alternativa en la cual se fijan los implantes entre el tejido óseo y el tejido blando sin necesidad de realizar apertura del hueso con tornos. Es decir, el implante está sujeto al tejido blando y soportado por el hueso maxilar, y es una solución odontológica que es obtenida en una sola cita, a diferencia de los implantes endostiales.

 

Según su material de fabricación

Implantes dentales de titanio

Los implantes de titanio son los más utilizados en la actualidad, ya que se trata de un material altamente biocompatible que no genera reacciones inmunitarias negativas. Además, gracias a sus cualidades físicas, el titanio es fácilmente moldeable, resistente y muy ligero, lo cual lo convierte en un excelente método de restauración dental.

Por último, los implantes dentales de titanio se integran al organismo mediante el proceso de osteointegración, el cual consiste en la regeneración mecánica del hueso entre las hendiduras del implante, hasta causar un soporte fijo.

 

Implantes dentales de zirconio

Por su parte, los implantes de zirconio son una opción mucho más estética pues, a diferencia de los implantes de titanio, su color es semejante al de una pieza dental original, evitando que se pueda dar pista de la artificialidad del implante.

También se trata de un material cerámico muy resistente, capaz de soportar la corrosión y la presión, por lo que suele ser una excelente alternativa para pacientes que deben llevar el implante durante muchos años.

El método de integración de los implantes dentales de zirconio es la biointegración, la cual funciona de manera química y no mecánica como la osteointegración, generando capas químicas entre el implante y el hueso, cuyo resultado es más ágil e igualmente resistente.