Todo lo que necesitas saber sobre la endodoncia

La endodoncia es un procedimiento que se realiza para salvar un diente en vez de extraerlo, puede deberse a varias razones, como afectaciones por caries profundas,  trauma o golpes en los dientes o por necesidades de rehabilitación (coronas) y /o cuando se determina la muerte del nervio (necrosis pulpar- abscesos). Gracias a este tratamiento se puede conservar el diente y conservar la funcionalidad.

En resumidas palabras este tratamiento consiste en extraer el tejido pulpar (nervio) infectado o inflamado, realizando limpieza de los conductos y sellándolos con materiales biocompatibles, para que posteriormente el rehabilitador devuelva la armonía a tu boca.

¿Causas más frecuentes?

Existen diferentes razones por las que se debe practicar un tratamiento de conductos, ya que la pulpa dental puede llegar a inflamarse o incluso, a necrosar. Las causas más frecuentes son: la pérdida del tejido dental por caries, tratamientos restauradores que provoquen inflamación (como cortar la dentina), o el uso de materiales tóxicos que generen una lesión pulpar.

¿Cuando debes acudir a un endodoncista?

Si presentas dolor a cambios térmicos, es decir al estimulo con frio y calor para descartar caries que comprometan al nervio y hacer un diagnóstico diferencial con hipersensibilidad dentinal causada por retracción de la encía que se puede manejar esta ultima con crema para dientes sensibles y enjuague bucal.

Cuando sufras un golpe en tus dientes siempre debes consultar para iniciar un seguimiento al diente ya que podría necesitar un tratamiento de conductos dependiendo el tipo de trauma.

Cuando presentas un dolor agudo, palpitante, constante, debes asistir por urgencia para tratamiento.

Cuidados después del tratamiento

Una vez terminado el proceso, tendrás la pieza dental sensible por algunos días. En algunas ocasiones tu dentista podría recetarte antibióticos y antinflamatorios.

No olvides que, si tienes cualquier inquietud, lo recomendable es que le preguntes directamente a tu especialista. Tras realizar el procedimiento, deberás pedir una cita de seguimiento en la que tu odontólogo retirará el relleno provisional y lo reemplazará por una corona que protegerá tu diente contra agentes externos.

También te puede interesar Razones por las cuales es importante un blanqueamiento dental.

Recomendaciones después del procedimiento

Lo ideal después de este procedimiento, es que evites en lo posible el masticar con el diente afectado, esto ayudará a que no se llegue a fracturar porque quedará débil hasta que se haga la restauración por completo y así  darle tiempo de cicatrización al tratamiento.

Un aspecto importante que debes tener en cuenta es mantener una buena higiene dental, cepillando el área afectada después de cada comida y así evitar infecciones. Si experimentas dolor intenso o inflamación constante, deberás consultar a tu médico para conocer la evolución del tratamiento.