¿Por qué y en qué casos recurrir a la endodoncia?

Por qué y en qué casos, recurrir a la endodoncia

Por qué y en qué casos, recurrir a la endodoncia

 

Es importante hacer un debido mantenimiento a tus dientes después de cada comida y antes de dormir para evitar alguna enfermedad o pérdida. ¿Cómo?, con una adecuada limpieza. Las piezas dentales están formadas por calcio, a su alrededor se forman bacterias que debes eliminar con el cepillado.

En condiciones normales, tu dentadura consta de 32 piezas: 8 incisivos, 4 caninos, 8 premolares y 12 molares (8 muelas más 4 muelas del juicio). Esto es es en la etapa adulta, en la primera infancia contamos con piezas temporales que más adelante son sustituidas por las permanentes y que llegarán a ser las 32 mencionadas.

Además de la facultad que te otorgan tus piezas dentales para triturar alimentos y mantener una buena digestión, dientes son muy importantes a la hora de expresarnos oralmente. Si llegaran a faltar piezas el cuerpo no las regeneraría naturalmente.

 

¿Qué es la endodoncia?

 

La endodoncia consiste en la extracción de la pulpa afectada, aplicando una técnica llamada obturación. El especialista o endodoncista sella tanto el conducto como la corona con un material especial restaurando la anatomía del diente. Si es tu caso, con este procedimiento ya no sentirás dolor porque el diente queda insensibilizado.

También es conocido como: tratamiento de conducto, tratamiento pulpar, eliminación del nervio o pulpectomía.

 

También te va a interesar: ¿Puede darle una clínica odontologica darle solución a tu problema de ronquido?

 

¿Cómo se realiza el procedimiento?

El endodoncista deberá realizar una exploración previa apoyado por una radiografía en la zona afectada para verificar las características del diente, tales como número de raíces, su forma, su curvatura y longitud, la integridad radicular y el estado del ápice. Una vez establecidas las condiciones procederá a practicarla:

  • a) Aplicar anestesia en la zona a trabajar.
  • b) Realizar un corte atravesando la dentina y el esmalte por donde explora las raíces.
  • c) Cuando llega a la pulpa (nervio) procede a extirpar.

La pulpa dental es un espacio hermético y rígido formada por nervios y vasos.

Si lo requieres y deseas puedes optar por coronas dentales, es decir, implantes. Aparte de cumplir un objetivo estético, protegen las superficies.

¿En qué casos se recomienda aplicarlo?

El tratamiento de conducto está indicado para la rotura de un diente o traumatismo, pulpitis, caries profundas y enfermedades de origen periodontal.

La pulpitis es la inflamación del nervio, si no te tratas con anterioridad aparece la necrosis, causa dolor e inestabilidad, así como también el diente toma un color gris.

La necrosis pulpar es cuando el nervio muere por causa de paro del riego sanguíneo. En algunos casos el especialista desecha la alternativa de la eliminación del nervio y ejecuta una exodoncia para retirar la pieza por las razones antes mencionadas.

 

¿Cuántas citas requiere el endodoncista para realizar el tratamiento?

 

¿Cuántas citas requiere el endodoncista para realizar el tratamiento?

Depende del caso, desde 1 a 3 veces. Si el especialista diagnostica una enfermedad grave o necrosis, te asignará el número de citas que le resulten necesarias. Es recomendable que asistas al odontólogo al menos una vez al año, con la finalidad de verificar el estado del diente endodonciado.

¿Cuál es el resultado?

Gracias a este procedimiento podrás conservar la pieza dental dañada, manteniendo hueso y encía en buenas condiciones, así como también la funcionalidad del diente como trituración, corte o desgarro de alimentos, tan importante para la adecuada alimentación.

¿Es necesario tomar medicamentos?

Esto dependerá del criterio del especialista, en algunos casos por el tipo de intervención se requiere de analgésicos para disminuir las molestias y un día de movimiento limitado para evitar inconvenientes.

Ahora ya los sabes, si sientes dolor en algún diente o inflamación alrededor de este, es recomendable que vayas a un odontólogo para que te remita a un endodoncista (si es necesario) y evitar así la pérdida de una pieza.