5 aspectos que debes conocer sobre el blanqueamiento dental

Nuestra sonrisa es la más directa reacción de felicidad. Con ella, nos comunicamos con los demás. Por eso queremos que nuestra dentadura se vea siempre muy bien. Conoce aquí los cinco aspectos más importantes del blanqueamiento dental, con el que recuperarás la claridad y brillantez de tus dientes y tu sonrisa.

5 claves sobre el blanqueamiento en dientes

El blanqueamiento propiamente

El paso de los años, el consumo de ciertos alimentos y bebidas, fumar, y hasta accidentes, pueden oscurecer el tono natural de la dentadura. Bebidas como el café, o refrescos y gaseosas de cola, provocan una tonalidad amarillenta. Un accidente que afecte la irrigación sanguínea del diente puede también causar una coloración oscura.

Recuperar el tono original de los dientes y la estética de una dentadura clara y sana es posible de manera mucho más rápida y segura, gracias a este procedimiento de odontología estética. El tratamiento es completamente personalizado y no invasivo, mejora la autoestima, proyecta una imagen de gran cuidado personal y brinda resultados inmediatos sin dolor.

Guía profesional

Como en toda intervención, debes acudir a un servicio de odontología profesional. Los especialistas te brindarán la orientación que sea necesaria, te explicarán en detalle el procedimiento e informarán qué acciones deberán realizarse de manera previa, si son necesarias.

Por ejemplo, se evaluará si procedimientos anteriores, como resinas o amalgamas, deben restaurarse. Hay que señalar que el proceso aplica únicamente para dientes naturales.

Además, es esencial tener encías sanas. Deficiencias en la higiene bucal pueden causar inflamaciones y enrojecimiento. De allí que sea muy importante la higiene, con cepillado después de las comidas, el uso de seda y la revisión periódica de nuestros dientes. En general, esta técnica odontológica no se practica en mujeres en embarazo ni en menores de edad.

Una buena orientación odontológica también te guiará para que los resultados puedan mantenerse más tiempo. Todo con un único propósito: lograr una plena salud oral, de la que una sonrisa perfecta forma parte fundamental.

También te va a interesar: ¿Cómo mantener el blanqueamiento dental?

De qué se trata

El procedimiento emplea hoy tecnología láser, LED o ultravioleta, con mayor rapidez y eficiencia. En la mayoría de los casos, son suficientes dos sesiones de diez minutos cada una con pocos días de diferencia entre una y otra. Incluso, cabe la posibilidad, según el caso, de alcanzar los resultados esperados en una única sesión.

En cambio, en el pasado eran necesarias hasta cuatro sesiones de media hora cada una. El proceso produce menos sensibilidad en el diente, penetra las capas exteriores y se pueden remover las manchas dentro de este. Todo es absolutamente seguro y se toman las precauciones necesarias para evitar cualquier afectación en la boca. Por si algo nos faltara, no daña los dientes porque no hay corrosión en el esmalte, no hay afectaciones en los tejidos blandos y no hay dolor.

Los días siguientes

Luego de la intervención, se produce una mayor sensibilidad que disminuye con el paso de los días, y que depende en gran medida de las condiciones de cada persona.

Deben procurarse ciertos cuidados con la temperatura y calidad de los alimentos. No tomar bebidas oscuras. Se recomienda solo beber agua y, desde luego, no someter la dentadura a esfuerzos mayores, como abrir bolsas.

Cuidados permanentes

Para asegurar los resultados es importante:

  • Mantener una correcta higiene oral y realizar una limpieza dental periódica.
  • Reducir la ingesta de bebidas oscuras y de frutos rojos.
  • Si quieres dejar de fumar, es el momento.

Con una adecuada guía y tratamiento profesional y los cuidados necesarios, tendrás la seguridad de obtener una dentadura sana y brillante, de manera permanente, para tu sonrisa.