Bichectomía, ¿mejor en las manos de un cirujano maxilofacial?

Bichectomía, ¿mejor en las manos de un cirujano maxilofacial?

Bichectomía, ¿mejor en las manos de un cirujano maxilofacial?

 

La bichectomía es un procedimiento estético que ha adquirido mucha popularidad en los últimos años, ya que ayuda a conseguir un rostro perfilado, donde se resaltan los pómulos y se definen más las formas del rostro; en ese orden de ideas, ¿qué pensarías si te decimos que este procedimiento puede ser realizado en una clínica odontológica y de la mano de un cirujano maxilofacial? Sigue leyendo este artículo y descubre cómo es esto posible.

 

Es normal que cada vez que pensemos en procedimientos estéticos que nos ayuden a mejorar el aspecto de nuestro cuerpo y rostro, nos remitamos a la imagen de un cirujano plástico; sin embargo cuando pensamos en la bichectomía el panorama puede cambiar un poco, ya que este procedimiento quirúrgico puede ser realizado en su totalidad y con los mismos, e inclusive con mejores resultados, en una clínica odontológica.

 

Antes de explicar la razón, veamos de qué se trata este procedimiento.

 

¿Qué es la bichectomía?

 

La bichectomía es una intervención quirúrgica en la que se extraen las bolsas de tejido adiposo o bolsas Bichat, que se encuentran en la zona bajo los pómulos y las mejillas, específicamente en el músculo buccinador. Dichas bolsas le dan soporte y forma al rostro, brindándole ángulos según la cantidad de grasa acumulada. La bichectomía además es popularmente conocida como cirugía de mejillas o cachetes y tiene más objetivos estéticos que de salud en general.

 

De este modo la cirugía:

 

  • Perfila la estructura del rostro.
  • Resalta los pómulos.
  • Define el reborde mandibular.

 

El papel del cirujano maxilofacial

 

La cirugía maxilofacial es la rama de la odontología, la especializada en el tratamiento, prevención y diagnóstico de todas las enfermedades relacionadas a la boca, rostro, cráneo facial, dientes y zona cervical. De este modo, un cirujano maxilofacial se encarga de extracciones de cordales, colocación de implantes dentales, extracción de tumores bucodentales, corrección de malformaciones congénitas y de realización de cirugías correctivas, reconstructivas, oncológicas y estéticas enfocadas a esta zona.

 

El papel del cirujano maxilofacial

 

Así pues, la cirugía maxilofacial en los centros de odontología se relaciona a la neurocirugía, cirugía plástica y otorrinolaringóloga. Por ello la bichectomía al ser realizada directamente en la zona facial, de manera interna en la boca y por ser de carácter ambulatorio, puede y debe ser realizada por un cirujano maxilofacial especializado y certificado.

 

Ahora bien, desde la óptica general se pensaría que la bichectomía es netamente un proceso estético que debería ser realizado por un cirujano plástico certificado, pero por las características de la zona a operar y su propósito, un cirujano maxilofacial es mejor opción, ya que tiene todas las bases conceptuales y prácticas para realizar este procedimiento sin muchas complicaciones.

 

Te puede interesar: Coronas en cerámica, la belleza natural que nos proporcionan.

 

¿Cómo es el procedimiento?

 

La cirugía se caracteriza por no ser complicada y ser de carácter ambulatorio. El paso a paso desarrollado entonces por el cirujano es el siguiente:

 

  • El paciente entra a consulta con el cirujano maxilofacial, quien estudiará su caso y analizará el posible resultado de la cirugía.
  • Una vez aceptados los análisis y que el paciente se sienta cómodo con el diagnóstico, el paso a seguir ya en la sala de cirugía, es la aplicación de anestesia local.
  • Se realizan unos pequeños cortes internos según la ubicación de las bolsas de tejido adiposo, el fin es dejar la menor cantidad de cicatrices.
  • Cada corte no supera el centímetro y medio en la cara interna de la mejilla.
  • Se presiona el lado externo de la mejilla, se limpia adecuadamente la cavidad donde se encontraban las bolsas y se sutura.
  • En sí, el proceso no supera los 50 minutos de duración.

 

Postoperatorio

 

Cuando la cirugía es realizada por un cirujano maxilofacial los resultados pueden verse reflejados desde la primera semana, su efecto es permanente y podrán apreciarse así los rasgos faciales de una manera más armónica, delgada y fina. Estos son algunos consejos para después de la cirugía:

 

  • Siga las indicaciones en relación a los medicamentos y sus horarios.
  • Use compresas frías durante 15 minutos dos veces al día, durante tres días después de la cirugía.
  • Mantenga una dieta a base de alimentos blandos.
  • Use un cepillo de dientes suave, enjuague bucal y mantenga una higiene total.
  • Evite el consumo de cigarrillos con el fin de no entorpecer la cicatrización.
  • Consulte con su cirujano en caso de alguna duda o molestia constante.

 

Así que si deseas realizarte esta intervención quirúrgica recuerda ponerte en manos de profesionales autorizados y certificados, con el fin de obtener resultados satisfactorios y si complicaciones futuras.