Bichectomía y su relación con la cirugía maxilofacial

Bichectomía y su relación con la cirugía maxilofacial

 

Dentro de la medicina estética, existen muchos procedimientos quirúrgicos que prometen prolongar por más tiempo la belleza en cada parte de tu cuerpo. De ellas, la que más requiere cuidados especiales es tu rostro y, conforme pasa el tiempo, observarás que cada vez se acentúan más unas bolsas de grasa acumuladas en ambos lados de tus maxilares. Puedes eliminarlas con la bichectomía.

 

¿En qué consiste esta intervención?

 

Es un procedimiento que tiene tendencia a ser cada vez más popular entre las personas. Consiste en una intervención quirúrgica, en la cual, un médico especialista en cirugía maxilofacial te extraerá las llamadas bolas de Bichat. Estas se forman con el paso del tiempo entre tu maxilar superior e inferior.

La cirugía tiene el objetivo de conseguir que tu rostro se vea más delgado, con expresiones más suaves y firmes. Los restos de grasa no tienen ninguna función en la masticación o movimientos de la mandíbula. Por lo tanto, pueden ser removidos sin que se afecten tus músculos. Su tamaño es variable, dependiendo de tu genética. Esta intervención no te dejará cicatrices en el rostro.

Normalmente, es un procedimiento ambulatorio que puede tardar aproximadamente una hora. Te aplican anestesia local y la recuperación será rápida después de la intervención. Incluso, a largo plazo, notarás que la forma de tu cara es más alargada y delgada. Lo que significa que es un proceso definitivo. La grasa ya no puede aparecer nunca más.

Se dice que estas bolsas tienen la función de soportar el rostro, pero los especialistas saben que esto no tiene ningún fundamento.

Después de la intervención, es normal que tu cara presente una hinchazón que luego va cediendo con el paso del tiempo, solo si sigues las instrucciones del médico. También te recomendamos que te hagas un control médico previo para descartar todo problema con la coagulación de la sangre y facilitar una curación rápida.

 

También te va interesar: Bichectomía, ¿mejor en las manos de un cirujano maxilofacial?

 

¿Qué relación tiene con la cirugía maxilofacial?

 

Un médico especialista en cirugía maxilofacial debe tener conocimientos quirúrgicos en:

 

  • 1. La dentadura.
  • 2. Estructura de la cabeza.
  • 3. Reconstrucción y estética maxilar.
  • 4. Conocimiento en patologías en las glándulas salivares.
  • 5. Erupciones dentales.
  • 6. Rehabilitación de implantes.

 

A diferencia de las funciones que desempeña el odontólogo, el cirujano maxilofacial realiza injertos óseos, extracción de quistes y tumores orales, así como extracción de las muelas de juicio, entre otros procedimientos. Debe estar capacitado para hacerte una valoración concerniente a todo lo que tenga que ver con problemas de tu rostro, tu cavidad oral y tu estructura facial en general.

Una cirugía maxilofacial puede dar solución a tus problemas funcionales o estético-faciales. Sin embargo, en el caso de las bolsas de Bichat, no se considera un estado grave pero sí antiestético.

Es la mejor opción para ti si lo requieres, pero debes practicarte exámenes previos para conseguir una valoración de tus rasgos faciales y que así sean modificados de forma correcta. También deben evaluar tu estado de salud en general.

 

Qué relación tiene con la cirugía maxilofacial

 

Sugerencias post operatorias

 

Después de la intervención, normalmente se te sugiere:

 

  •  No hacer esfuerzos físicos durante un tiempo, sobre todo la primera semana después del procedimiento.
  • Mantener la boca limpia después de cada comida para evitar infecciones.
  • No consumir alimentos fritos por lo menos durante los diez primeros días.
  • También es recomendable no viajar, por lo menos durante los tres a cinco primeros días después de la cirugía.

 

Entre otras sugerencias importantes, dependiendo de las actividades que tengas en tu día a día, procura, al menos, seguir estas. Y, por supuesto, debes estar cumpliendo con las citas de control y revisión postoperatorias, según sea tu caso.